iGERENT: ¿Cómo hacer un registro de marca en España?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Remitido

La digitalización ha democratizado, en cierto modo, el emprendimiento. Cada vez son más los proyectos de empresa que se van creando cada año en España. A lo largo de los últimos años, la Tasa de Actividad Emprendedora (TEA) no ha dejado de aumentar en el país: pasó del 5,2% en 2016 al 6,4% en 2019. Del mismo modo que las pymes ya establecidas y las grandes empresas, esos nuevos negocios cuentan con una marca que los identifica. Lo más recomendado por los expertos es llevar a cabo un registro de marca en España desde el comienzo de vida de una empresa para evitar graves problemas como el plagio de identidad. El proceso para realizarlo es bastante complejo y, por lo tanto, contar con profesionales como iGERENT que se encarguen de hacerlo es lo más eficaz.

Procedimiento para registrar una marca en España

En muchas ocasiones, algunas compañías se han visto obligadas a invertir en procesos de remarca (reinventando el aspecto, el logotipo, los productos, etc.) después de descubrir que otras empresas usan una marca o logo iguales o similares. Por este motivo, los expertos consideran que, aunque no es obligatorio, la mejor opción es registrar la marca justo después de la creación de la empresa. Esto puede ahorrar grandes costes a largo plazo. Además, estar registrado ayuda a los consumidores a distinguir claramente la marca en el mercado y, por lo tanto, los convierte en clientes potenciales.

Cada país tiene su normativa en relación al registro de marca. En España, como miembro del Convenio de París para la Protección de la Propiedad Industrial, hace falta definir a qué categoría de la Clasificación Niza pertenece. Además, hay que estudiar la viabilidad del registro, comprobando que no se esté utilizando ningún elemento ya registrado en el mercado, así como verificar que no va en contra de la Ley de Marcas. El proceso de registro se realiza en la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM) y requiere una serie de procesos burocráticos.

iGERENT: facilitando el proceso

Así pues, el registro de marca en España requiere conocimientos legales, administrativos y de mercado que no todo el mundo posee. Además, el hecho de no realizar un registro correctamente puede acarrear graves problemas para la compañía. Por lo tanto, contar con expertos del sector puede asegurar resultados, además de facilitar y agilizar el proceso. iGERENT es la empresa especializada en servicios globales de Propiedad Intelectual. Su equipo de profesionales, con años de experiencia en el sector, es experto en registrar marcas, no solo en España sino en todo el mundo. La cobertura integral que ofrece va más allá de los servicios de marcas, abarcando el diseño industrial, disputas de nombres de dominio y servicios en relación a patentes.

Sea cual sea la necesidad de la empresa, iGERENT pone a disposición de sus clientes un asesor de marcas encargado de valorar con detención su caso y proponerle la opción más adecuada, sin ningún compromiso. A partir de ahí, el equipo se encarga de llevar a cabo todas las acciones necesarias para cumplir los objetivos, a la vez que ofrece al cliente un seguimiento permanente. La transparencia y el coste justo que caracteriza el servicio han convertido a iGERENT en una de las compañías a la que más clientes han confiado sus empresas.