Detienen a una mujer que utilizaba a sus hijos menores para traficar con drogas en Málaga

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Redacción

Agentes de la Policía Nacional han desmantelado en Málaga un punto de venta de droga y han arrestado a una mujer que utilizaba a sus cuatro hijos menores de edad para distribuir las sustancias. Los menores, que eran maltratados y amenazados por su progenitora si no participaban en las ventas, han sido trasladados a un centro de protección de menores de manera cautelar.

Según han informado desde la Comisaría Provincial en un comunicado, las pesquisas se iniciaron cuando los agentes tuvieron conocimiento de que en una vivienda de la capital se estaría distribuyendo cocaína por parte de una mujer y sus hijos menores. A raíz de estos datos el Grupo de Menores (Grume) de la Comisaría Provincial inició una investigación al objeto de comprobar los hechos y detener en su caso a la responsable.

En primer lugar, los agentes pudieron constatar un importante trasiego de personas en torno a la vivienda familiar investigada. Allí, observaron cómo una mujer atendía a las personas que se acercaban al inmueble y que, seguidamente, abandonaban con la dosis adquirida. Igualmente, comprobaron que durante las transacciones de droga los cuatro menores se encontraban con su madre, siendo amenazados y obligados por ésta a ayudarle en la venta del estupefaciente.

El Juzgado de instrucción número 3 de Málaga en funciones de incidencias autorizó la entrada y registro en el domicilio, donde los agentes accedieron sin hallar a la progenitora ni a los hijos; si bien, en el interior del mismo intervinieron 1,94 gramos de cocaína, sustancia de corte, una balanza de precisión, papel film, etcétera.

Posteriormente, los agentes localizaron a la mujer, de 31 años y nacionalidad española, que resultó arrestada como presunta responsable de los delitos de malos tratos en el ámbito familiar, un delito contra los derechos y deberes familiares y un delito de tráfico de drogas. Los cuatro hijos han sido trasladados a un centro de menores, de forma cautelar, hasta que la autoridad judicial decida sobre su situación.