‘El pèndol’, de Anna Gas

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Alfonso de la Mata

La escritora barcelonesa Anna Gas compone en ‘El pèndol’ (Proa), obra ganadora del Premi Mercè Rodoreda 2020, una serie de relatos que tratan la obsesión y los deseos, en los que ha asegurado que “ningún personaje sale bien parado”.

Así lo ha explicado la escritora este miércoles en una rueda de prensa en la que ha concretado que lo escribió entre 2015, 2019 y en 2020, año que le ha dado un tiempo extra para dedicarse a la escritura, lo que la animó a “probar suerte” y presentarse al concurso.

Sin embargo, ha asegurado que los cuentos no están influenciados por el contexto de pandemia: “El material es de antes. Me ha ido bien porque he podido escapar a otros mundos, a una realidad donde no llevamos mascarilla”.

A Gas (Barcelona, 1996) le gusta, ha dicho, escribir explorando todas las direcciones, pero sí que hay temas recurrentes, como la corporalidad, que trata desde el punto de vista de “las violencias simbólicas, y no tanto”.

Aunque ha asegurado que el proceso de escritura la agota, porque se pasa los días pensando en el cuento y, una vez acabado, necesita digerirlo, y no ha descartado empezar una nueva producción: “Ya veremos. Ojalá”.

“UN DESCUBRIMIENTO”

El editor de Proa, Josep Lluch, se ha mostrado satisfecho con que el jurado del premio haya destacado a Gas de entre los más de 100 ejemplares presentados bajo un pseudónimo: “Es un descubrimiento”, ha dicho.

Le sorprende que Gas, tan joven, escriba con una voz tan “personal, convincente y bastante definida”, y con una mirada perspicaz sobre las relaciones humanas, sobre todo aquello que, en sus palabras, escapa a la comprensión racional.