Análisis It takes Two – El título perfecto para jugar en cooperativo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Nacho Pérez

De un tiempo a esta parte se han puesto de moda algunos títulos de estilo cooperativo para jugar con amigos. It Takes Two se suma a la lista. Pero el nuevo juego de Josef Fares se posiciona por méritos propios en el top de estos juegos. Este director se ha pasado del cine al mundo de los videojuegos y realmente no lo está haciendo nada mal. Nos dejó Brothers, A Way Out y ahora llega con al obra maestra: It takes Two. Lo distribuye en España EA y es una gran opción para jugar junto a quien tú quieras.

Para empezar tenemos que decir que este título solo se puede jugar en cooperativo. Es decir, o lo tienen las 2 personas que lo vayan a jugar en dos consolas diferentes o juegas con otro mando en la misma consola. Eso sí, tiene una versión gratuita para jugar con un amigo sin tener que pagar los dos por el juego completo. Y It Takes Two va de una historia de un divorcio entre una pareja con una niña.

May y Cody han visto como su relación se ha ido a pique y deciden separarse. Por eso mismo, su hija recurre al libro del Dr. Hakim para hacer un hechizo y que vuelva el amor. Ambos papás tomarán la personalidad de dos muñecos de madera de su hija y deberán colaborar para redescubrir el amor y poder, así, volver a sus cuerpos. Así pues nos encontraremos con dos personajes que deberán colaborar a lo largo de todo el juego en pantalla partida.

It Takes Two, un cooperativo perfecto

Cada jugador tendrá que elegir a May o a Cody y se encontrará en un lado de la pantalla. A partir de aquí deberán vivir una épica aventura en formato pequeño, ya que son unos personajes de unos centímetros de altura. Estarán en distintos lugares de la casa como el garaje, el árbol o incluso el propio cuarto de su hija. Todo narrado de una manera excepcional y haciendo hincapié en el carácter de ambos progenitores. Veremos que ambos tienen diferencias pero, al fin y al cabo, es una historia para toda la familia, con lo que no habrá dramas.

A medida que jugamos esta aventura con cámara en tercera persona iremos descubriendo nuevas formas e ideas en cuanto a jugabilidad. No queremos descubrir demasiado, ya que mucho de lo que engancha de esta aventura es el seguir adelante para descubrir qué más nos tiene preparado It Takes Two. Eso sí, nos vamos a encontrar multitud de personajes secundarios, jefes finales, elementos para usar e incluso minijuegos. Todo por volver a la forma inicial y enamorarse de nuevo.

Todo el juego está pensado para que colaboren los dos jugadores. A veces los puzles son sencillitos y pillaremos lo que hay que hacer a las primeras de cambio. Otras veces habrá que pensar algo más, pero nada fuera de lo complicado. Y lo de colaborar no es eso de ayudar a subir a otro a una pared, qué va. A veces tendremos que ayudarle a cruzar por lugares en donde nosotros vamos sincronizando plataformas. La sincronización es muy importante aquí. Hay muchos puntos en donde fallaremos si no le damos a lo que tenemos que hacer en el momento adecuado.

Una calidad gráfica impecable

La jugabilidad está muy pulida y es un placer jugar con cada uno de los dos personajes. También es genial que a cada paso iremos descubriendo una sorpresa nueva y única. No tendremos sensación de algo repetido. De principio a final habrá algo nuevo por descubrir, por hacer o con quien hablar. It Takes Two tiene una gran personalidad en ese sentido. En 12 horas que suele durar la aventura, dependiendo de lo que exploremos, vamos a descubrir además 25 minijuegos para competir el uno contra el otro. Sin duda son risas aseguradas.

Gráficamente el juego resulta realmente sorprendente. A nivel de texturas nos hemos encontrado muy alta calidad y es un placer ver el modelado de los personajes. Los escenarios están llenos de detalles y It Takes Two se mueve realmente fluido a pesar de tener que soportar 2 pantallas. También la banda sonora está a muy alto nivel, sin embargo tenemos que decir que el juego hubiera sido perfecto al 100% si hubiera estado doblado al español. Pero no se puede todo.

La nueva obra de Josef Fares, It Takes Two es un juego que recomendamos encarecidamente para parejas y amigos. Es el juego cooperativo del año y creemos que no va a haber en este 2021 uno que le pueda igualar. Es la historia de amor con dos personajes que se hacen diminutos y deberán luchar por recuperar su forma y su amor. Sin duda muy recomendable para tardes aburridas. Te lo pasarás de lujo con este nuevo juego de EA.