Un solitario gol de Miranchuk saca a Rusia del atolladero

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Redacción

Un solitario gol de Aleksei Miranchuk dio un triunfo (0-1) clave a Rusia contra Finlandia en la segunda jornada en el Grupo B de la Eurocopa, disputada este miércoles en el Estadio de San Petersburgo, y que le permitirá optar a la clasificación para los octavos de final en el último encuentro.

Rusia iguala así a la propia Finlandia y a Bélgica, todas ellas con 3 puntos, y se jugará su continuidad en el torneo el próximo 21 de junio contra Dinamarca en Copenhague. Por su parte, Finlandia jugará en San Petersburgo ante una Bélgica que podría estar ya clasificada si gana este jueves a los daneses.

Rusia no ganó para sobresaltos. Un tempranero gol anulado al ariete finlandés Joel Pohjanpalo, el héroe del triunfo ante Dinamarca, y lesión de uno de sus jugadores franquicia, el defensa del CSKA Moscú Mário Fernandes, alimentaron las sombras que se cernían sobre su futuro en la Euro 2020 tras el varapalo (3-0) de su debú contra Bélgica.

En cambio, el tanto anulado a Finlandia espoleó a los de Stanislav Cherchesov, que, con un fútbol directo que buscaba constantemente la cabeza de su ‘tanque’ y capitán, Artem Dzyuba, arrinconó a una Finlandia que cedió terreno y ocasiones al unísono desde la fase inicial de la primera parte.

En el tiempo extra (min. 45+2), un zurdazo convertido en gol de Aleksei Miranchuk, tras una pared en el área con el omnipresente Dzyuba, fue la consecuencia del aplastante dominio de una Rusia frente al grupo de Markku Kanerva, aferrado solo al contragolpe y el balón largo a un solitario Pohjanpalo.

En la segunda parte, Zhemaletdinov, con un disparo cruzado, y Kuzyaev, con una parábola imposible, anduvieron cerca del 0-2, pero el meta finlandés Hradecky no concedió el tanto y alargó las opciones hasta el final de una Finlandia que puso más voluntad que calidad ante una Rusia que salió con apuros del atolladero.