Un sacerdote se disculpa por celebrar misa en plena playa, con traje baño y utilizando una colchoneta como altar

Redacción

Un sacerdote tuvo que disculparse tras ser criticado por celebrar una misa en el mar, en traje de baño y usando un colchón inflable como altar.

Mattia Bernasconi dijo que había planeado celebrar la ceremonia del domingo entre los árboles junto a la playa en Crotone, sur de Italia, después de un campamento juvenil de una semana, pero el lugar fue ocupado por otro grupo.

Sin otra sombra disponible del calor abrasador, una familia cercana ofreció el uso del colchón, y el sacerdote se lanzó al agua, dirigiendo el servicio con todos, incluido él mismo, en trajes de baño.

En respuesta a una foto de la misa publicada por los medios locales, la arquidiócesis de Crotone elogió el compromiso de los jóvenes involucrados, pero dijo que debe haber ciertos estándares.

Si bien la misa puede celebrarse al aire libre «es necesario mantener ese mínimo de decoro y atención a los símbolos requeridos por la naturaleza misma de las celebraciones litúrgicas», dijo.

En una respuesta publicada en línea el miércoles, el sacerdote, de Milán, defendió sus acciones y se disculpó por cualquier ofensa. «No era mi intención en absoluto trivializar la eucaristía… era simplemente la misa al final de una semana de trabajo», afirmó.

«Pero los símbolos son fuertes, es cierto, y hablan, a veces de una manera diferente a la que nos gustaría. Fue ingenuo de mi parte no darles la debida importancia», agregó.