Shakira invita al príncipe Guillermo a Colombia durante su conversación sobre los premios Earthshot

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Zalma Colmenares

La famosa cantante fue invitada por el príncipe Guillermo a formar parte del consejo de jueces de los premios “Earthshot”. Estos nuevos galardones pretenden reconocer pioneros en la industria medioambiental y proporcionarles los fondos necesarios para los proyectos que pretenden resolver los problemas cruciales del planeta. El consejo de jueces estará conformado por celebridades activistas y filántropos. Los premios se celebrarán en Londres en otoño de 2021.

Durante su charla, Shakira invitó al príncipe a viajar a Colombia con ella. “Te mostraré mi país. Es un país hermoso, muy diverso. También tenemos muchos retos pero la gente es fantástica y acogedora. Hay mucho talento donde quiera que mires. Es uno de los países con más biodiversidad del mundo y tenemos mucho trabajo para realizar allí”. La cantante comenta que se ha enfocado en la educación y cree firmemente que es el camino para evolucionar como sociedad.

En la llamada la cantante y el príncipe de Gales hablaron sobre la importancia de proteger el medio ambiente y el rol que tiene la educación para llevar acabo soluciones. Ambos se sienten motivados por crear un futuro mejor para sus hijos y reconocen lo importante que es enseñarles sobre ecología. “Tú y yo tenemos hijos pequeños y hemos visto la pasión que los jóvenes de todo el mundo tienen por diferentes causas, en particular también por el medio ambiente.” Dijo el príncipe Guillermo. Como padres ambos quieren que proteger el planeta por el bienestar de sus hijos.

Shakira comentó que sus hijos han demostrado interés por el tema. “Mi hijo mayor, Milán, ahora tiene siete años, pero comenzó a hacer preguntas sobre el medio ambiente cuando tenía unos cinco. Ahora, cada vez que le lavo los dientes y dejo el grifo abierto demasiado tiempo, es él quien me lo recuerda”. “Mi pequeño Sasha tiene cinco años y ya está muy preocupado por la contaminación plástica. Cuando ve basura en la calle, en la playa, es él quien quiere recogerla”.