Samsung Galaxy Z Fold3: un plegable para trabajar como en una tablet que cabe en el bolsillo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Arturo San Román

El Samsung Galaxy Z Fold3 5G, uno de los modelos de la última generación de plegables de Samsung, sale a la venta con la posibilidad de usar un lápiz digital especial que facilita la multitarea en su pantalla de 7,6 pulgadas, además de ofrecer resistencia a las inmersiones en agua (clasificación IPX8) y una cámara integrada en la pantalla interior de un modo imperceptible para el usuario.

El gigante surcoreano abre el curso con la salida a la venta de la tercera generación de plegables y con el deseo de que se conviertan en la próxima “gama masiva de dispositivos”, en palabras de su director de Negocio de Movilidad para España y Portugal, David Alonso.

El nuevo dispositivo cuenta con una pantalla principal Infinity Flex de 7,6 pulgadas cuando queda desplegado, lo que permite a los clientes usarla a modo de tablet de pequeño tamaño. De hecho, el penúltimo modelo de tablet de Samsung, la Tab S6 Lite, ofrece un tamaño de pantalla de 10,4 pulgadas, no mucho mayor que el nuevo móvil.

Esta pantalla permite tener abiertas hasta tres aplicaciones a la vez y elegir cuánto espacio ocupa cada una en la pantalla. A ella se le suma la pantalla externa, que permite utilizar el terminal cuando está cerrado como si de un móvil estándar se tratara y que tiene un tamaño de 6,2 pulgadas. En comparación, el último Galaxy Note20 ofrecía una pantalla de 6,7 pulgadas.

La multitarea que quiere potenciar la compañía también es posible con el móvil “en modo flex”, es decir, plegado a modo de atril, de tal manera que se puede estar visualizando un vídeo en la parte superior de la pantalla mientras se trabaja en la parte inferior.

La compañía asegura que ha utilizado aluminio un 10% más resistente para la construcción del terminal e indica que la pantalla interna está construida con Ultra Thin Glass, mientras que la pantalla exterior está equipada con el vidrio Gorilla Glass Victus, lo que le permite aguantar “caídas de hasta dos metros” de altura. Esta mayor resistencia contrasta con su peso (271 gramos), ya que es 11 gramos más ligero que su antecesor.

CÁMARA INTEGRADA INVISIBLE

Otra importante característica son las cámaras, ya que la firma surcoreana ha diseñado un dispositivo con hasta cinco lentes. Como principal novedad, se ha incluido una cámara de 4 megapíxeles integrada en la propia pantalla principal. En la parte exterior, el móvil cuenta con tres cámaras (angular, ultraangular y teleobjetivo), todas de 12 megapíxeles, y en la pantalla externa, una última cámara con 10 megapíxeles.

Una de las principales novedades es la compatibilidad con el lápiz digital S Pen Fold Edition, que facilita el uso como tablet para tomar notas y escribir. Este instrumento se ha diseñado “específicamente para el vidrio ultrafino” del Galaxy Z Fold3 y se vende aparte por 49,99 euros.

Asimismo, el móvil incorpora tecnología 5G, como ya hacían sus antecesores, y cuenta con un procesador Qualcomm Snapdragon 888 y una memoria RAM de 12 gigabytes, lo que permite usar varias aplicaciones al mismo tiempo sin que el rendimiento se resienta.

En cuanto al tiempo que se puede usar sin necesidad de cargarlo, la firma especifica que la capacidad de la batería del Z Fold3 es de unos 4.400 miliamperios por hora.

El Galaxy Z Fold3 sale al mercado por un precio de 1.809 euros para su modelo de 256 gigabytes de almacenamiento interno, 200 euros menos que su antecesor, el Galaxy Z Fold2. La firma ofrece posibilidad de alquiler del dispositivo (durante 18 meses) o el ‘buy and try’ (prueba de 60 días sin compromiso) para aquellos escépticos con la tecnología plegable, muestra de su confianza en los nuevos modelos.

Además, con la compra del móvil viene incluido un ‘Note Pack’ de regalo que cuenta con una funda para el lápiz digital y un cargador de 25 vatios, todo valorado, según la compañía, en 89,9 euros.