Roland Garros | Nadal continua dando lecciones de tenis en Paris

Redacción

El tenista español Rafa Nadal se impuso (6-3, 6-1, 6-4) al francés Corentin Moutet para firmar su segunda victoria esta semana en el torneo de Roland Garros, una sólida y trabajada actuación que le cita en tercera ronda con el neerlandés Botic van de Zandschulp.

El balear avanzó este miércoles de nuevo por la vía rápida, como en su estreno hace dos días contra el australiano Jordan Thompson, ante un rival que le dio ritmo con el que crecer. El 13 veces campeón aún busca su mejor versión, pero avanzó sin discusión en la noche parisina. En sesión matinal lo hizo Novak Djokovic.

La cita nocturna no ayudó a que la bola le corriera como gusta a Nadal, más pesada la pelota pero con buenos intercambios ambos. El francés, un admirador confeso del campeón de 21 ‘grandes’, empezó con los nervios lógicos, pero se fue soltando hasta obligar a su prestigioso rival a no despistarse ni un juego.

El choque empezó cómodo para el rey de la tierra, mientras Moutet no atinaba a hacer daño al español. Con ‘break’ temprano, el de Manacor fue directo a por la primera manga, a pesar de que el francés ya soltaba su juego poco a poco. Nadal tuvo respuesta de calidad al envite de Moutet y puso el 6-3.

El balear mantuvo el nivel y volvió a salir agresivo para encaminar también la segunda manga, esta vez con un doble ‘break’. Aún sin enfrentar ninguna bola de rotura, Nadal sentenció el segundo set con un serio 6-1. El guion iba perfecto para el español, por mantener siempre el tono ante un rival que terminaría de soltarse.

Sin nada que perder, Moutet golpeó a diestro y siniestro, con la grada apreciando su esfuerzo en largos intercambios. El galo rompió en el primer y único descuido de Nadal, primer juego del tercer set, y obligó al español a un último esfuerzo en la Philippe Chatrier. El set se igualó en el cuarto juego y el balear lo domó con el 5-3.

Sacando para cerrar la victoria, Nadal entregó de nuevo el saque a un Moutet sonriente casi como quien cumple un sueño. Con la directa puesta desde hacía rato, el de Manacor no tuvo problema para cargar de nuevo al resto y firmar un convincente pase a tercera ronda. Esas condiciones de noche, humedad y pelota pesada quitaron brillo a un Nadal sin rastro de las molestias en el pie.

Mientras, Djokovic, quien sería rival del español en cuartos de final, superó al eslovaco Alex Molcan (6-2, 6-3, 7-6(4)). El número uno del mundo y vigente campeón en París demostró el gran nivel que ha ido ganando las últimas semanas, en especial con el título en Roma, y se medirá en tercera ronda con el esloveno Aljaz Bedene.