¿Qué condiciones tienen las hipotecas fijas y dónde conseguirlas?, por Economía Responsable

Remitido

A la hora de negociar una vivienda, adquirir una hipoteca fija se convierte en una solución para muchos españoles, debido a que con esta las cuotas mensuales no varían. Esto es una ventaja porque permite a los usuarios planificar mes a mes su presupuesto dependiendo de la cantidad a pagar.

Para poder adquirir la mejor hipoteca fija, los interesados pueden recurrir a Economía Responsable, donde se hacen comparativas entre bancos y préstamos. Sus artículos y vídeos explicativos ayudan a entender mejor la naturaleza de los préstamos, hipotecas y entidades financieras.

¿Qué son las hipotecas fijas y cómo funcionan?

Las hipotecas son derechos de garantía o acuerdos entre un prestamista (generalmente una entidad bancaria) y un cliente. Estas pueden ser de diferentes tipos dependiendo de las condiciones que apliquen. Su objetivo es ayudar a las personas a adquirir un inmueble pagado en cuotas.

Entre las alternativas se encuentran las hipotecas fijas o de tipo fijo, cuyos intereses no varían con el tiempo. Esto quiere decir que se mantienen estables, aunque el interés en el mercado haga cambios importantes. 

Las características de esta hipoteca permiten, por ejemplo, que cuando el índice Euribor suba, la cuota fija salve de pagar grandes cantidades de dinero al cliente. Para adquirir una hipoteca fija es necesario acudir a bancos reconocidos como el BBVA, Banco Santander, Myinvestor, Openbank, Coinc, Evo Banco, ING, Bankinter, Banco Sabadell, Abanca o Caixabank.

Al respecto, Banco Santander cuenta con una tasa de interés de entre 1,91% y 2,53%, el BBVA ofrece una de 1,71% y 2,50%, la tasa de Bankinter varía entre 1,97% y 3,06%. Actualmente, Evo Banco ofrece la tasa más baja, que oscila entre 1,78% – 1,85%. Estos intervalos se deben a que los bancos pueden rebajar los intereses si el cliente une otros productos financieros.

Condiciones para obtener una hipoteca fija y dónde conseguirla

Los requisitos para adquirir una hipoteca fija pueden variar dependiendo de la entidad bancaria. Sin embargo, hay ciertas exigencias que se repiten en la mayoría de los bancos. Entre ellos, está la inicial del 20% del valor de la compraventa, así como contar con un contrato laboral que sea superior a dos años. Además, el cliente deberá tener un sueldo neto mensual mayor a 1200 €.

Sumado a esto, las cuotas de los préstamos e hipotecas que haya contraído la persona interesada no pueden superar el 40% de su sueldo neto. Todo esto le garantiza al banco que su cliente podrá cumplir con el contrato. Por otro lado, se recomienda comparar las diferentes entidades que ofrecen hipotecas fijas y optar por la que ofrezca el interés más bajo. En el comparador de préstamos de Economía Responsable, es posible conseguir otras opciones dependiendo de lo que busquen los usuarios.

Una hipoteca fija es un compromiso que debe pensarse con calma antes de aceptarlo, por eso, es recomendable hacer una comparación e investigación cuidadosas. El portal Economía Responsable brinda información comprobada y actualizada al respecto.