Nuevo Audi Q5 Sportback, un SUV coupé elegante y deportivo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Wenceslao Pérez Gómez

El Audi Q5 Sportback es el tercer SUV coupé de la marca de los cuatro aros, tras los Q3 Sportback y e-tron Sportback. Este modelo de líneas dinámicas está dirigido a los usuarios que no sólo aprecian el diseño expresivo y la innovación técnica, sino también el carácter deportivo y la versatilidad para un uso cotidiano. Su propulsión consta de dos motores TDI y un motor TFSI, equipados con la tecnología Mild Hybrid (MHEV) de Audi, a los que se suman dos variantes híbridas enchufables TFSIe. Corona la gama el SQ5 Sportback TDI, propulsado por un motor 3.0 V6 turbodiésel, que rinde una potencia de 341 CV, y un par máximo de 700 Nm. Todas las versiones TDI y TFSI cuentan con el distintivo ECO de la DGT, mientras que los TFSI lucen la etiqueta ambiental “0” emisiones.

El nuevo SUV coupé tiene una poderosa presencia, una característica intrínseca de los modelos Q de la marca de los cuatro aros, y el nuevo Audi Q5 Sportback no pasa desapercibido. La parrilla Singleframe está flanqueada por grandes entradas de aire. Los faros, con su distintiva firma lumínica en las luces diurnas, cuentan con tecnología LED de serie, o Matrix LED de forma opcional. La línea de hombros, con un trazo continuo y elegante, enfatiza los pasos de rueda y, de esta forma, también pone de relieve la presencia de la tracción quattro. Los faldones laterales de las puertas otorgan al vehículo una imagen de estabilidad y robustez. La superficie que forma la zona acristalada en los laterales de la carrocería presenta un diseño descendente en el que la tercera ventanilla se estrecha claramente hacia la parte posterior. La fuerte inclinación de la luneta y el diseño del paragolpes trasero contribuyen a la apariencia dinámica y poderosa del Q5 Sportback.

Luces traseras con OLED digital

Audi ofrece la opción de luces traseras con la innovadora tecnología OLED digital. Cada faro cuenta con tres diodos orgánicos emisores de luz, cada uno de los cuales está dividido en seis segmentos. Los elementos OLED de color rojo ofrecen una luz homogénea, pero la segmentación permite controlarlos de forma individual y, por lo tanto, utilizar una expresión lumínica diferente. Los usuarios pueden elegir entre tres firmas de luz para la parte posterior a la hora de configurar el vehículo. Cada una de ellas cuenta con un patrón de iluminación dinámico para las funciones de apertura (“coming-home”) y cierre (“leaving-home”) del vehículo.

 

Amplitud y confortabilidad  interior

La distancia entre ejes de 2,82 metros, proporciona una gran habitabilidad. De líneas horizontales, el interior transmite sensación de amplitud y fluidez. La línea de acabado interior S line, le otorga un aspecto aún más deportivo, incluyendo una amplia selección de materiales, entre ellos la tapicería en piel Nappa fina. El paquete de iluminación ambiental utiliza efectos específicos, para mostrar la alta calidad de fabricación de Audi dentro del habitáculo. El maletero tiene una capacidad de 510 litros, que aumenta hasta los 1.480 litros con los asientos traseros plegados, aprovechando el espacio hasta el techo. La capacidad del maletero para las versiones TFSI, es de 455 litros y 1.365 litros, respectivamente. El portón trasero incorpora de serie accionamiento eléctrico. En combinación con la llave de confort opcional, se puede abrir con un simple gesto del pie, algo muy útil cuando, por ejemplo, se tienen las manos ocupadas.

Suspensión neumática adaptativa para conducción off-road

La suspensión deportiva de serie, presenta unos ajustes específicos, que proporcionan un tacto más directo que en el Q5 convencional. Como alternativa, también se ofrece la suspensión con control de amortiguación “damper control”, o la suspensión neumática adaptativa, extremadamente cómoda y versátil. Esta última, ajusta la altura de la carrocería en un amplio rango de 60 mm. La distancia al suelo puede aumentar hasta en 45 mm cuando se conduce por pistas o caminos. En autopista, a velocidades altas, la carrocería desciende automáticamente 15 mm para mejorar la eficiencia y la estabilidad, al reducir la resistencia aerodinámica y bajar el centro de gravedad. Otra característica de la suspensión neumática, es la posibilidad de reducir en 55 mm la altura de la parte

Hasta 62 km de autonomía en modo eléctrico

En función de la potencia de sistema, Audi ofrece dos versiones con tecnología híbrida enchufable TFSIe en la gama Q5 Sportback: el 50 TFSIe, con 229 CV, y la más prestacional y de orientación más deportiva, el 55 TFSIe, con 367 CV. El primero acelera de 0 a 100 km/h en 6,1 segundos, registro que baja hasta los 5,3 segundos en la versión más potente. Ambos tienen la velocidad máxima limitada electrónicamente a 239 km/h y una autonomía en modo eléctrico de 62 km.

Conectividad  yAsistencia a la conducción

Para los controles, las pantallas y el sistema de infotainment, el Q5 Sportback utiliza la misma tecnología que el actualizado Q5: la tercera generación de la Plataforma Modular de Infotainment (MIB 3). En las versiones más altas de la gama, se incluye de serie la instrumentación Audi virtual cockpit plus, con pantalla de 31,2 cm (12,3 pulgadas) y el head-up display. El volante multifunción plus, permite el manejo de las funciones más importantes de forma segura y sencilla.

En cuanto a sistemas de ayuda a la conducción, el Audi Q5 Sportback está equipado con numerosos sistemas de asistencia. cómo el control de crucero adaptativo, opcional, que puede hacerse cargo de la aceleración, la frenada y el mantenimiento del vehículo en el carril durante muchas situaciones. El conductor solo tiene que tocar el volante capacitivo para mantener el guiado lateral. Un segundo sistema de alta tecnología es el asistente predictivo de eficiencia, que ayuda a conducir de forma eficaz. Los asistentes de giro y de salida o el asistente de tráfico cruzado posterior, disponibles opcionalmente, también mejoran la seguridad. El Audi pre sense city, que forma parte del equipamiento de serie, ayuda a mitigar las consecuencias o evitar una posible colisión frontal.

El Audi Q5 Sportback ya está está disponible en tres versiones de acabado: Advanced, S line y Black Line. Los precios parten desde 55.810 euros para el Q5 Sportback 35 TDI, mientras que el 40 TDI quattro tiene un precio desde 60.320 euros, y el precio del 45 TFSI ultra arranca en los 67.500 euros. Las versiones S line tienen un sobreprecio de 2.500 euros sobre el acabado Advanced.