Muere tras haber sido multado con 300 sentadillas por saltarse el toque de queda

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Alfonso de la Mata

Un hombre ha muerto en Filipinas tras haber sido multado por las autoridades con 300 sentadillas tras saltarse las medidas anticovid. Filipinas es uno de los países que impuso esta tipo de castigos físicos como pago por esta clase de infracciones.

El hombre, de 28 años e identificado como Darren Manaog Penaredondo, murió el pasado 3 de abril en la ciudad de General Trias tras saltarse el toque de queda y ser sido sorprendido por un policía, el cual le obligó a hacer 300 sentadillas, informa ‘Rappler’.

El toque de queda en Filipinas se inicia a las 18 horas. Según un familiar de la víctima, ésta habría tenido que salir a esa hora de su casa para comprar agua. Justamente en ese momento, la policía se encontraba haciendo una ronda y le sorprendieron en la calle.

Manaog Penaredondo fue trasladado a una plaza pública donde se le obligó a hacer el ejercicio físico y fue puesto en libertada tras realizar una serie de 300 sentadillas.

Al día siguiente, el sancionado sufrió un fuerte dolor abdominal. “Todo el día estuvo intentando caminar. Se arrastraba por el suelo y le costaba levantarse. Cuando pidió ayuda para ir al baño, empezó a tener convulsiones, su rostro se puso violeta y su corazón dejó de latir”, explicó uno de sus familiares en un post en Facebook.

Manaog Penaredondo fue trasladado a un hospital donde falleció tras permanecer un día ingresado.

El alcalde de la ciudad envió sus condolencias a la familia y aseguró que se encuentran investigando el caso para así poder determinar si su muerte estuvo relacionada al castigo al que fue sometido.