Muere por Covid Carla Sacchi, la anciana a la que su marido le tocaba el acordeón en la ventana del hospital

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Paula Herrero

La pandemia del coronavirus nos ha dado historias muy emotivas. Stefano, un anciano de 81 años, se viralizó por tocar el acordeón bajo la ventana del hospital donde su mujer estaba ingresada por el virus, ha fallecido a causa del Covid.

Así lo ha anunciado Patrizia Barbieri, la alcaldesa de la provincia de Piacenza, Italia. “Dio la vuelta al mundo, la historia del Alpino Stefano Bozzini y de su esposa Carla: en esa serenata bajo las ventanas del hospital de castelsanjuan, todos hemos reconocido el amor, en la sencillez e inmediata de su lenguaje universal”, ha comenzado su publicación en Facebook.

“Hoy, la enfermedad rompió su abrazo y quisiera dirigirles a ambos, en la conmoción de toda la comunidad piacentina, un pensamiento especial. Diciendo gracias al señor Stefano por ese gesto de ternura que nos recordó lo que realmente es quererse. Hacer todo lo posible para que la otra persona no se sienta sola, encontrando la forma de superar cualquier barrera. No tengas miedo de mostrarte vulnerable, de manifestar lo que sientes. Saber tocar el corazón de aquellos que amamos, hasta el último instante”, ha anunciado la triste noticia.

“Para nosotros, que hemos tenido el privilegio de mirar por la puerta de nuestra casa esta maravillosa historia, las notas de ese acordeón siempre resonarán como un eco de esperanza en este difícil año. Por supuesto, son también el símbolo del desapego, desgraciadamente experimentado por tantos conciudadanos, que no nos ha permitido permanecer cerca de nuestros más queridos para acompañarlos en los últimos pasos de su viaje. Pero atestiguan, incluso antes de eso, la fuerza de un sentimiento de que ningún virus, ninguna enfermedad puede extinguirse o debilitarse. Con profundo respeto por su dolor, nos sentimos cerca del Sr. Stefano porque su música, esa noche, fue una caricia para la Sra. Carla, pero de alguna manera llegó a cada uno de nosotros. No olvidaremos lo que nos has enseñado, pero siempre te serviremos como un precioso ejemplo”, ha concluido junto con una fotografía del matrimonio.