Muere el crítico de arte valenciano y primer director del IVAM y del Museo Reina Sofía, Tomás Llorens

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Arturo San Román

El historiador y crítico de arte Tomás Llorens, que fue primer director del Institut Valencià d’Art Modern (IVAM) y del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía (MNCARS), ha fallecido a los 85 años.

Así lo ha dado a conocer este jueves el ‘president’ de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, quien, durante la sesión de control en Les Corts ha enviado sus condolencias a la familia y ha lamentado la pérdida de un “gran intelectual y un gran valenciano”. Estas palabras han levantado el aplauso de toda la cámara.

Tomás Llorens (Almassora, Castellón, 1936) fue el primer director del IVAM (1986-1988) y del MNCARS (1988-1990) y, a continuación, conservador jefe del Museo Thyssen Bornemisza de Madrid (1990-2005).

El especialista sintetizó a lo largo de su carrera profesional las labores docentes, investigadoras y de gestión cultural, según destacó la Universidad de Alicante (UA) cuando le nombró doctor honoris causa en el año 2013.

Como docente, impartió en la institución alicantina la asignatura Composición Arquitectónica, pero su vinculación con la vida universitaria fue constante. Fue profesor de Estética en la Politècnica de València (1969-72), de Historia y Teoría de la Arquitectura en la Politécnica de Portsmouth (1972-84), de Estética en la Politécnica de Barcelona (1978-80) y de Historia del Arte en la Universitat de Girona (1996-98).

INVESTIGADOR

Su faceta de investigador en los campos de la teoría y la crítica del arte y la Arquitectura se inició como soporte de distintos movimientos pictóricos (Equipo Crónica, años 60), pasando por las propuestas para las colecciones del IVAM y su catalogación crítica, la reordenación de la colección del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía (MNCARS) y la creación de la colección de fondos del Museo Thyssen-Bornemizsa, así como el montaje de diversas exposiciones de arte itinerantes, la redacción de los catálogos razonados y conferencias en distintos museos de todo el mundo.

Como gestor cultural, Llorens destacó por su papel como patrono, consultor o director de distintos museos, así como por la gestión en la recuperación de arte español o la adquisición de colecciones artísticas de relieve, entre ellas la del escultor Julio González o la de pinturas para la Thyssen.

Fue impulsor y fundador del IVAM, del que fue director (1986-1988), como lo fue del CARS (1988-90) y del museo Thyssen (1991-2005). De hecho, desde mediados de los 80, formó parte del equipo ministerial que trabajó para la cesión de la colección del barón Heinrich Thyssen-Bornemizsa hasta que en 1993 se logró la cesión definitiva a España.

Como reconocimiento a su trayectoria, en 2007 recibió la Medalla de Oro al Mérito en Bellas Artes.