Márquez: “Ni los médicos ni yo sabemos cuándo estaré preparado para volver”

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Redacción

El piloto español Marc Márquez (Repsol Honda) ha explicado que “normalmente el objetivo antes de cada temporada es ganar el campeonato”, pero que después de su larga convalecencia todo es “completamente diferente” y que su única meta ahora mismo es “volver a disfrutar sobre la moto”, algo que ni él ni los médicos saben cuándo volverá a ocurrir.

“Normalmente el objetivo antes de cada temporada es ganar el campeonato, pero este año es completamente diferente. Mi principal objetivo es volver a disfrutar sobre la moto y luego, paso a paso, empezar a ser tan rápido como era, pero después de un año sin subirme a la moto no puedo esperar ser el mismo Marc nada más llegar”, explicó Márquez en la presentación virtual del equipo Repsol Honda de MotoGP.

En este sentido, recordó que es “la primera vez” en toda su carrera deportiva que se ha pasado “nueve o diez meses sin competir” por culpa de su lesión en el brazo derecho y que, cuando vuelva, no estará “al cien por cien”.

“Una cosa es estar al cien por cien a nivel óseo y otra son los músculos. Por supuesto espero la mejor vuelta posible, subirme a la moto y ser el de siempre al momento, pero será difícil que eso ocurra. Veremos si me cuesta una carrera, dos carreras o media temporada volver a ser el mismo”, valoró.

Sin embargo, avanzó que se siente “cada vez mejor” y que “la recuperación está yendo bien”. “Eso es lo más importante. Cada vez que veo al médico me da buenas noticias y eso es importante después de un año tan duro. Ahora solo trato de seguir a mi cuerpo, incrementando poco a poco el trabajo en casa con ayuda de los fisios, pero ni los médicos ni yo sabemos cuándo estaré preparado para volver. Lo importante es cada semana me siento mejor y soy optimista con subirme a la moto lo antes posible, pero no sé exactamente qué día será”, reiteró.

Durante todos estos meses apartado del Mundial, el catalán dijo haber “echado mucho de menos a todo el equipo y obviamente las carreras y la adrenalina”. “He echado todo de menos. Al principio de la lesión echaba de menos competir, luego también empecé a echar de menos al equipo, la atmósfera de los circuitos e incluso las entrevistas con la prensa, pero creo que esas sensaciones volverán pronto”, confió.

Por último, se refirió a su nuevo compañero de equipo, Pol Espargaró, con el que volverá a reencontrarse después de mucho tiempo. “Cuando yo tenía 11 años fue la primera vez que fuimos compañeros de equipo en el RACC Impala en el campeonato catalán de 125cc. Él fue campeón y yo quedé segundo o tercero, no recuerdo. Luego separamos nuestro caminos y ahora, después de tanto tiempo, volvemos a ser compañeros de equipo”, finalizó.