Los nominados a los Goya no acudirán a la gala en Málaga y los ganadores agradecerán el premio telemáticamente

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Redacción

Los nominados a la próxima edición de los premios Goya no acudirán a la gala del próximo 6 de marzo en el teatro Soho CaixaBank de Málaga, y los premiados podrán agradecer el galardón de manera telemática, tal y como ha anunciado el presidente de la Academia de Cine, Mariano Barroso.

“Tenemos que ser realistas y vamos a hacer una gala híbrida, con directos y telemática. Hay que cumplir todos los protocolos y esto lanza un mensaje a todos los colectivos: esto es una lucha mundial. La pandemia se ha recrudecido y ahora estamos en un momento álgido, no sabemos cómo se llegara al 6 de marzo, pero por eso”, ha explicado el actor Antonio Banderas, uno de los directores de la ceremonia.

Barroso ha adelantado que todos los nominados asistirán de forma telemática, pero no ocurrirá lo mismo con los espectáculos de la gala. “La gala es muchas cosas y a lo largo de los años ha sido un encuentro de todos los cineastas, pero también un programa televisivo. La primera no la podemos celebrar, vamos a ser responsables, pero la segunda sí”, ha añadido Barroso.

Además de los participantes en los espectáculos de la gala, otros que también sí estarán presentes en Málaga son los entregadores de los ‘cabezones’ –e incluso alguno de ellos podría recibir el galardón si esta nominado y es finalmente premiado–. “Es un número relativamente pequeño y es más fácil de controlar”, ha destacado Banderas.

“La Academia tiene una serie de reglamentaciones que quiere seguir cumpliendo y una de ellas es la de no revelar los votos de los ganadores. Eso nos obligaba a tener a gente de forma presencial y nos permite mantener cierto suspense. Si los ganadores viniesen con acompañante, eso multiplicaría además las complicaciones”, ha justificado el actor malagueño.

En cualquier caso, Banderas ha insistido que el premio Goya es “un icono”, pero el galardón es “otra cosa”. “Se trata del reconocimiento de la profesión a tu trabajo”, ha añadido, para luego adelantar que se está trabajando con TVE –encargada de retransmitir la Gala– para “buscar formas de unir al ganador con el objeto” de manera telemática.

DESCARTADA DE MOMENTO LA ENTREGA DE DOS GOYA EN VALENCIA

Quien sí parece que estará también en la ceremonia será la premio Goya de Honor de este año, Ángela Molina. Y otra de las posibilidades que por el momento queda descartada es la entrega de dos premios Goya en Valencia, una opción que estaba prevista para el año Berlanga.

“En estas condiciones, a día de hoy no va a tener lugar porque no va a poder haber público y trabajamos sobre la certeza de que todo se va a desarrollar en Málaga. Nuestros socios están incondicionalmente apoyando las decisiones y no tiene sentido hacer despliegue costoso para que no haya público”, ha lamentado el presidente de la Academia de Cine.

Barroso tampoco ha podido concretar la hora de inicio de la gala, si bien ha recordado que al tratarse de un espacio televisivo, los asistentes acudirán “por trabajo” y eso flexibiliza un poco los horarios.

“LA GALA DE LOS COVID”

Banderas ha señalado que ésta edición será “la gala de los Covid y ya quedará señalada en la historia de la cinematografía”. La otra presentadora de la gala, María Casado, ha indicado que el contenido “no se ha modificado” pese a esta última decisión y que será una gala “elegante y sobria” de poco más de dos horas de duración.

Habrá un reconocimiento expreso a la gente del cine –“hay muchos compañeros que se han marchado antes de tiempo”, ha apuntado Banderas, quien además hará el monólogo inicial–. Entre las actuaciones, por el momento han avanzado que participarán Aitana, Vanesa Martín y la Orquesta Sinfónica del Soho.

¿SERIES EN LOS PREMIOS GOYA?

Por otra parte, Barroso ha sido preguntado por la posibilidad de incluir las series en futuras ediciones de los premios Goya. “Es un tema recurrente, pero esto es la Academia de Cine y la estructura que se necesita para integrar toda la producción requiere de un equipo y una estructura que no disponemos”, ha reconocido.

Mientras, Banderas lo ha calificado de “debate complicado”, pero alertando de que “no se puede cerrar los ojos a las cosas que van pasando”. “El miedo del cine con el paso del mudo al sonoro supuso una hecatombe. Tenemos que tener la mano izquierda para ir viendo dónde vamos y yo no cerraría los ojos a un futuro que pudiera unir ambas cosas”, ha concluido.