Los implantes cigomáticos de la clínica Corrales Dental

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Remitido

Con los últimos avances en técnicas dentales, hoy es posible colocar implantes aún en los casos más difíciles. Por más que exista una extensa pérdida de hueso, el paciente puede acceder a tener nuevamente una dentadura completa, lo cual es vital tanto en términos funcionales como estéticos.

La vida de una persona que soluciona sus problemas dentales mejora radicalmente, ya que no solo mastica bien y optimiza su función digestiva, sino que también se ve y habla mejor. En la clínica Sonrisas de Corrales Dental colocan implantes cigomáticos, los cuales son viables incluso para personas a las que les han dicho que su caso no tiene remedio.

Con los implantes cigomáticos el paciente recupera la dentadura el mismo día de la intervención

Los implantes cigomáticos se colocan en personas que han sufrido una pérdida avanzada del hueso y en casos en los que es necesario rehabilitar la arcada de un paciente que experimenta una gran pérdida ósea en el maxilar. Las causas de un cuadro de estas características son el uso de dentaduras postizas, la enfermedad periodontal y también la edad, ya que con el tiempo es probable que el hueso se vaya reabsorbiendo.

La particularidad de estos implantes es que, como su nombre lo indica, se colocan en el hueso cigomático. De esta manera, son más largos que los comunes y van de los 35 a los 55 milímetros.

Además, su aplicación es un proceso complejo que exige una amplia experiencia del profesional que lo coloca. En primer lugar, el tratamiento requiere algunos estudios previos para planificar la cirugía y la intervención se realiza con anestesia local o con sedación consciente.

Después, la prótesis se coloca de inmediato, lo cual es un gran alivio para los pacientes, ya que disfrutan de su nueva dentadura desde el mismo día de la operación. Sin embargo, no es la definitiva porque para colocarla, por lo general, se espera a que la encía y el hueso hayan cicatrizado.

Los resultados excelentes de los implantes cigomáticos

La colocación de los implantes cigomáticos que se fijan al hueso permiten al paciente recuperar la capacidad de masticar, recuperar su estética facial y mejorar su habilidad para hablar y pronunciar las palabras.

Cabe destacar que a pesar de que la operación requiere cierta complejidad, el proceso es rápido y no hay internación ni ingreso hospitalario. También el posoperatorio es favorable y las molestias que pueden llegar a sentir los pacientes son mínimas, desde que salen del consultorio son capaces de retomar su vida cotidiana con normalidad.

Asimismo, los resultados a largo plazo son excelentes en la inmensa mayoría de los casos. Como la prótesis que se coloca es fija, en el futuro no se ve afectada ni por la pérdida de dientes ni por enfermedades periodontales.

Corrales Dental es una clínica con profesionales de experiencia en la que hasta los casos más difíciles pueden acceder a la colocación de implantes cigomáticos para recuperar su dentadura y mejorar su calidad de vida.