Leisure Suit Larry: Wet Dreams Dry Twice Análisis – El héroe del ligue vuelve a lo grande

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Nacho Pérez

A día de hoy, las aventuras gráficas como las clásicas de Larry han evolucionado. Así que siempre es bueno el rememorar viejos tiempos. Esto se hace cuando aparecen este tipo de juegos como Leisure Suit Larry. Hace 2 años apareció una nueva aventura de este gran personaje. Tras un buen éxito, ahora retorna con una secuela directa. Vuelve el torrente de los videojuegos. vuelve este icono de finales de los 80 de la mano de Crazybunch, Assemble Entertainment y nuestros amigos de Koch Media en esta aventura llamada Wet Dreams Dry Twice.

SI no jugasteis el Larry: Wet Dreams Don’t Dry, sería ideal que lo pudierais hacer. Larry Laffer retorna desde el punto en el que terminó la primera aventura. Eso sí, vamos a tener un buen recordatorio con todo lo sucedido a cargo de nuestro ya conocido mariachi dormilón. No vamos a deciros más, ya que es conveniente jugar primero el primer juego y posteriormente este. Eso sí, os aseguramos que este nuevo juego sigue siendo Click and point puro y duro.

Larry vuelve con aroma a clásico

Tendremos exploración de todos los elementos en pantalla, resolución de los puzles más locos y humor, mucho humor. Larry, para el que no lo conozca, era una especie de Torrente mucho antes de que el personaje de Santiago Segura fuera creado. Un tío con pinta de los años 70, con tripilla, cuarentón y solamente interesado en ligar con chicas monas. Torrente evolucionó a este estereotipo.

En esta aventura Larry ha conocido a la que puede ser el amor de su vida. Pero ha desaparecido. Necesita encontrarla. Todo esto en un paraíso tropical lleno de referencias sexuales. Vais a encontraros muchísimos elementos provenientes de la primera entrega. Por eso os decimos, que siempre va a ser mejor jugarla tras haber completado el primer título.

En cuanto a la jugabilidad en consola podremos mover a Larry por todo el escenario libremente pero para inspeccionar tenemos un cursor que manejamos con el stick derecho. Con ello podremos seleccionar los objetos que se encuentren en el escenario. También podremos acceder al inventario y al teléfono móvil. Quizás el sistema en los primeros momentos sea tedioso, pero al cabo de un rato te acabas haciendo a él.

Larry Laffer es el Torrente americano

Se mantienen algunos elementos de la primera entrega. Por ejemplo, seguiremos teniendo el sistema del móvil en el que la IA nos irá guiando a lo largo de la aventura. También vamos a ir pudiendo elegir la respuesta adecuada a los diálogos que se nos van proponiendo. Todo va con un toque de humor muy picante y no apto para menores. El juego puede herir susceptibilidades, pero hay que tomarlo como lo que es, una aventura de un personaje que ya no está de moda pero que rememora aquellos tiempos en donde las pieles no eran tan finas.

Gráficamente Larry sigue el estilo de la primera entrega. Es un título con dibujos hechos a mano con personajes muy identificables con los tópicos que nos rodean en la actualidad. Los escenarios también están muy cuidados con gran cantidad de detalles de detalles. También tendremos bastantes detalles algo cochinotes, aunque a simple vista no lo parezca, o sí. Es algo que la saga ha llevado siempre implícito pero conviene remarcarlo.

Aventura gráfica Click and Point

En cuanto a la parte sonora, cumple con su cometido. Usa melodías que ambienta bien y no quitan la atención, voces dobladas al inglés de manera genial y con la traducción con subtítulos a nuestro idioma.

Larry Laffer continúa siendo un Torrente americano de los 90. Parece que ha encontrado el amor pero su amada ha desaparecido y deberá buscarla. Va a seguir en esta aventura el choque intergeneracional. Este Wet Dreams Dry Twice es una aventura gráfica gamberra. Es ideal para todo el que quiera jugar una aventura gráfica como las de antes. Para ello se han esmerado los chicos de Crazybunch y nos llega de la mano de Koch Media.