La foto de la polémica: Instagram censura a Isabel Díaz Ayuso

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Fernando Casares

La red social Instagram ha censurado una fotografía en la que la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, posa en la madrileña Plaza de las Ventas junto al periodista taurino David Casas.

La imagen fue retirada del perfil de la política por “vulnerar las normas sobre violencia u organizaciones peligrosas”. Según la red social, los motivos para eliminar una imagen son contener “violencia gráfica extrema”, publicaciones que “incitan al uso de la violencia o de ataques contra personas por razón de religión, etnia o sexo”, o “amenazas concretas de daño físico, robo, vandalismo u otro tipo de daño económico”, sin embargo, la instantánea no fue retirada del muro del periodista, quien también compartió la fotografía.

Según ha señalado, en una entrevista en ‘Telecinco’,, entre los motivos que le han dado está la “violencia extrema”. “Imagino que es algo ideológico por los toros”, ha apuntado Ayuso, que subió una fotografía similar el día de ayer, ha ironizado con que quizás también le “quitarán” esta porque “como puede ver todo el mundo es muy violenta”. “¡Cómo se nos ocurre estar en una plaza de toros!”, ha trasladado a continuación.

La dirigente madrileña ha sostenido que la gente piensa que está conectada con el mundo y bien informada” y, a su parecer, debido a los “algoritmos” al final es “todo lo contrario porque llega solo la información que gusta, la que entiende la máquina que vas a leer con más interés”. Considera que se está “todo el día consumiendo una información en un mismo sentido” por lo que las personas se van “aislando cada vez de los demás”.

“Crees que sabes que estás informado de lo que ocurre en el mundo y nada más lejos. Nos vamos dividiendo y cada vez sabemos menos, conocemos menos y debatimos menos”, ha señalado.

Para Ayuso, para luchar contra eso lo que se puede hacer es ir “a los medios” y abrir el debate sobre si hay censura o no en las redes y qué deciden las empresas hacer. “Al propio Trump le cerraron Twitter”, ha recordado.