Kevin Spacey deberá pagar 31 millones de dólares a la productora de House of Cards

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
María Jiménez

Kevin Spacey fue despedido de House of Cards en 2017, después de que varios hombres presentaran acusaciones de abuso sexual contra él. Las acusaciones se remontan a 1983 y, en total, más de 30 personas han asegurado haber sido víctimas del actor, incluyendo a varios menores de edad en el momento de los hechos. Ahora se ha desvelado que el intérprete, cuya salida obligó a que se terminara la serie antes de lo previsto, debe 31 millones de dólares a la productora por incumplimiento de contrato.

El despido de Spacey obligó a que reescribieran la sexta temporada y, en lugar de centrarse en el presidente Frank Underwood (Spacey), los nuevos capítulos de House of Cards volverían a centrarse en su esposa Claire (Robin Wright) y Frank moriría en circunstancias misteriosas. La temporada 6 de House of Cards no era originalmente la última, pero los productores decidieron cerrar la historia tras el despido de Spacey.

Según Deadline, se le ha reclamado a Spacey que pague casi 31 millones de dólares a MRC, la productora de House of Cards, por incumplir su contrato. Esta suma comprende 29,5 millones en daños, 1,2 millones en honorarios de abogados y 235.000 dólares de costes adicionales. Un arbitraje determinó que Spacey había incumplido los términos de su contrato tras entrevistar a testigos externos y determinar que las acusaciones de abuso sexual contra el actor eran verdaderas. Por lo tanto, su comportamiento constituyó un incumplimiento de sus acuerdos de actuación y producción ejecutiva de la serie.

Desde su despido de House of Cards, Spacey ha mantenido un perfil bajo, pero se ha confirmado que regresará próximamente a la gran pantalla con dos películas: The Man Who Drew God y Peter Five Eight.