Hispano Suiza Carmen Boulogne, un superdeportivo eléctrico español, del que se construirán solamente 5 unidades

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Wenceslao Pérez Gómez

El segundo modelo de la nueva marca automovilística española Hispano Suiza es la variante más evolucionada y deportiva del Carmen, el Carmen Boulogne, un híperdeportivo diseñado, desarrollado y fabricado en Barcelona, totalmente eléctrico y exclusivo, del que solo se harán cinco ejemplares. El nombre de Boulogne se remonta a 1921, cuando Hispano Suiza compitió con una versión del H6 Coupé de alto rendimiento en la Copa George Boillot, una carrera de resistencia de más de 3,5 horas en los alrededores de la ciudad francesa de Boulogne. Allí, el Hispano Suiza logró tres victorias consecutivas con los pilotos André Dubonnet (1921), Paul Bablot (1922) y Léonce Garnier (1923) pilotando los poderosos Hispano Suiza H6.

El Hispano Suiza Carmen Boulogne, rinde homenaje a los históricos éxitos conseguidos en competición con esta versión potenciada que cuenta con 1.114 CV, lo que representa un incremento de 95 CV respecto al Hispano Suiza Carmen, tiene una velocidad máxima de 290 km/h y una aceleración de 0-100 km/h  en solo 2,6 segundos. El Hispano Suiza Carmen Boulogne tiene un peso de 1.630 kg, que representa un ahorro de 60 kg frente al Carmen. Este aligeramiento ha sido posible, optimizando elementos estructurales como la suspensión, el subchasis de fibra de carbono, nuevas piezas en CNC y techo de fibra de carbono entre otras cosas.

El Carmen Boulogne está impulsado por cuatro motores síncronos de imán permanente, dos en cada rueda trasera. El par de cada motor se controla a través de sofisticados sistemas de vectorización, desarrollados internamente con la experiencia obtenida en la Fórmula E. De 0 a 6.500 rpm, los motores son capaces de alcanzar un máximo de 1.600 Nm, lo que permite una aceleración vertiginosa y una potencia y capacidad de tracción aparentemente interminable. La batería de polímero de iones de litio tiene una capacidad de 80 kWh que le permiten desarrollar una autonomía de hasta 400 km. Las baterías son diseñadas y producidas en casa, incluyendo un completo sistema de control de temperatura para asegurar que las celdas puedan operar de manera óptima. Tiene una capacidad de carga rápida de más de 80 kW DC, requiriendo sólo 30 minutos para cargar de 30-80% a través de un cargador rápido CCS2. También cuenta con opciones de carga CHAdeMO y GB/T.

La carrocería entera es de fibra de carbono y se exhibe bajo un barniz transparente que enfatiza su deportividad y conserva la elegancia atemporal del modelo. Lleva los mismos faros semicirculares y el agresivo “ceño fruncido” de su hermano, pero se diferencia por su imponente parrilla de color cobre.

El Carmen Boulogne es un modelo totalmente personalizable en el departamento ‘Unique Tailormade’ de la marca. Su interior se distingue de su hermano por el uso de gamuza o Alcántara negra en el mamparo y los paneles de las puertas.

El diseño, la ingeniería y la producción es obra del equipo de expertos de Hispano Suiza y QEV Technologies, compañía especializada en el desarrollo de motores eléctricos y en deportes del motor. El Hispano Suiza Carmen Boulogne tiene un precio a partir de 1.650.000 euros, mientras que el proceso de fabricación del coche, artesanal y de máxima precisión, requiere aproximadamente de doce meses. Las cinco unidades del hiperdeportivo Carmen Boulogne, se unen a las catorce unidades del Carmen para llegar al total de diecinueve unidades en producción, con la primera unidad lista para su entrega en 2022.