Guardia Civil encontró a Vendrell un plan para acampar en Barcelona y Bruselas con relevos semanales de 20.000 personas

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Redacción

Los investigadores de la Guardia Civil en el caso ‘Voloh’ encontraron en el móvil del exconsejero de ERC Xavier Vendrell una nota en la que se plantea una movilización de dos meses entre Barcelona y Bruselas con una acampada de 20.000 personas y relevo semanal “hasta la libertad de los presos y exiliados y la aceptación de un referéndum”.

Esa estrategia sería similar al ‘Euromaidán’, organizado en la Plaza Maidán de Kiev, en Ucrania, entre 2014 y 2015, que provocó el derrocamiento del presidente electo Víktor Yanukóvich, del prorruso Partido de las Regiones.

El informe del instituto armado, consultado por Europa Press, recoge esta nota en la que también se plantea como alternativa la posibilidad de realizar una ruta por París, Bruselas, Berlín, Praga, Viena, Roma y Ginebra. “Preparados para resistir dos años” y con relevo semanal de 20.000 manifestantes, dice la misma nota.

El informe policial sobre el móvil de Vendrell incluye la captura de una videoconferencia en la que participaron además del exconsejero de ERC, el expresidente Carles Puigdemont, Marta Rovira, Oriol Junqueras (ERC), Josep Rius (Junts), Marcel Mauri, Jordi Cuixart (Òmnium), Elisenda Paluzie (ANC) y Anna Gabriel (CUP).

Estos documentos que analiza la Guardia Civil se unen al documento encontrado también en el móvil del citado dirigente de ERC en el que se fijan tres etapas en la hoja de ruta para declarar la independencia de Cataluña, que incluye un referéndum pactado o impuesto por la comunidad internacional, o bien un referéndum unilateral o una declaración unilateral de independencia.

El documento que consta en el informe policial sobre el vaciado del móvil de Vendrell, fija una primera etapa de preparación basada en ampliar los apoyos al independentismo, “utilizar la mesa de negociación para abrir los ojos a los catalanes” y usarla para enfrentar al Gobierno y al Estado.

EN NINGÚN MOMENTO DESCARTA LA DUI

En esta primera fase, el documento, con forma de esquema, también fija como objetivo acusar al Estado de vulnerar derechos humanos, conseguir apoyos internacionales y “aprovechar el sentimiento antieuropeo de la derecha española causado por los tribunales europeos”.

La segunda fase marca superar el 50% de votos independentistas en unos comicios, convocar unas elecciones catalanas plebiscitarias y, en caso de lograr más de la mitad de los votos, “presentar un ultimátum al Estado y a la comunidad internacional para negociar una solución política definitiva al conflicto”.

El último paso del documento prevé la posibilidad de que la comunidad internacional intervenga en el asunto –y entonces negociar un referéndum pactado o impuesto– o de que no lo haga, y en este caso prevé un referéndum unilateral y “no descartar en ningún momento la DUI si las condiciones lo permiten”.

El informe policial también recoge tres sanciones de tráfico del Ayuntamiento de Barcelona a la empresa Iniciatives Events, que según los informes de la Guardia Civil podría haber cobrado irregularmente por organizar actos independentistas.