Expendedoras Automáticas, máquinas expendedoras nuevas y de ocasión

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Remitido

Desde su primera aparición en el mercado en los Estados Unidos hace ya unos 100 años, las máquinas expendedoras han resultado ser muy rentables. En los inicios, estas vendían bebidas gaseosas que eran servidas en vasos desechables. A mitad de la década de 1920 aparecieron las dispensadoras de cigarrillos.

Justo un siglo después, estos dispositivos están muy lejos de desaparecer. Por el contrario, su presencia se está fortaleciendo en nuevos espacios, aprovechando los recursos que brindan los estudios de mercado. Cada día se pueden adquirir nuevos productos de manera automática con equipos más modernos y fáciles de utilizar.

Máquinas siempre adelantadas al futuro

Tal y como ha demostrado la historia, los grandes comercios van a ser cada vez más mecanizados y exigirán menos presencia humana. Las máquinas dispensadoras son un adelanto a esa realidad que se avecina.

Hoy en día, además de las dispensadoras de snacks y refrescos existen máquinas vending para todo tipo de artículos. En España existen empresas especializadas en el sector. Un ejemplo de ello es Expendedoras Automáticas, que se dedica a la comercialización de máquinas expendedoras nuevas y de ocasión. También se dedica al renting y a la entrega de unidades de coste cero, con previa evaluación de rentabilidad en el punto comercial.

El portafolio que tiene incluye terminales que dispensan zumo de naranja, periódicos y revistas, helados, hielo, café y bebidas calientes, cigarrillos, libros y sopas calientes. También cuentan con las famosas dispensadoras multiproducto y las tiendas portátiles 24 horas transportables. Todos los equipos ofrecen financiación bancaria y se entregan en el punto requerido.

Ventajas que ofrecen las máquinas dispensadoras

Las ventajas que ofrecen las máquinas expendedoras nuevas y de ocasión son múltiples para los comerciantes. Una de las principales es que para su funcionamiento no se requiere personal, lo cual supone un ahorro importante en pasivos laborales. El propietario del equipo solo tiene que estar pendiente de llenarla cada vez que haga falta.

Otro punto a su favor es que pueden estar activas las 24 horas del día los 7 días de la semana, lo cual redunda en fortalecer al comercio como punto de venta. Esa operación continua es precisamente lo que permite una rápida recuperación de la inversión inicial. Estos dispositivos requieren un mantenimiento reducido y empresas como Expendedoras Automáticas garantizan el servicio técnico adecuado.

Otra beneficio destacado, sobre todo en los equipos más modernos, es que son energéticamente eficientes. Eso significa que su instalación y funcionamiento no implicará una subida importante en el coste de la factura eléctrica. También permiten integrar métodos de pago modernos como dinero plástico o códigos QR para cobrar con el móvil. Por todos estos motivos, las máquinas expendedoras siguen siendo un excelente recurso para incrementar las ventas un siglo después de su aparición.