¿Es el fin de las criptomonedas tal y como se las conoce actualmente? El FMI quiere regularlas urgentemente

Remitido

El Fondo Monetario Internacional (FMI) pidió que se regule urgentemente el mercado de las criptomonedas. Así lo han expresado, a través de una publicación, sus directivos del Departamento de Mercados Monetarios y de Capital Tobias Adrian, Dong He y Aditya Narain, donde los tres expertos han pedido una regulación global.

Los expertos de este organismo mundial plantean que las criptomonedas y los servicios que van asociados a ellas han crecido exponencialmente en los años recientes y advierten de que este sector puede suponer “riesgos para la estabilidad financiera”, que “pronto podrían convertirse en sistémicos en algunos países”.

Precisamente, señalan que el mercado de las criptomonedas superó su máximo alcanzando los 2,5 billones de dólares de capitalización. Para ellos, esto no solo denota “un considerable valor económico de las innovaciones tecnológicas subyacentes”, sino que también “puede reflejar la efervescencia de un entorno de valoraciones excesivas”. En este sentido, ejemplifican que tras conocerse la propagación de la variante Ómicron del COVID-19, hubo “una importante venta masiva de criptoactivos”.

Para los expertos, entre los desafíos que plantea el ecosistema de las criptos se encuentran la detección, vigilancia y gestión de los riesgos que ponen a prueba a reguladores y empresas. A mayores, “otros desafíos guardan relación con los riesgos de operación y financieros derivados de las bolsas y monederos (wallets), la protección de los inversionistas y las reservas insuficientes e información inexacta de ciertas monedas estables.

Destacan que incluso en algunos países en desarrollo ya se está empezando a dar el fenómeno conocido como la “criptoización”, es decir, “cuando esos activos reemplazan a la moneda nacional y eluden las restricciones cambiarias y las medidas de gestión de la cuenta de capital”, sostienen los expertos.

Plantean que estos riesgos ponen de manifiesto por qué se necesitan normas internacionales que “aborden más cabalmente los riesgos para el sistema financiero derivados de los criptoactivos, su ecosistema y las transacciones conexas, y que a la vez creen un entorno idóneo para productos y aplicaciones de criptoactivos que son útiles”.

En el post, los economistas piden al Consejo de Estabilidad Financiera que elabore un marco mundial de normas para la regulación de los criptoactivos. Señalan que el objetivo debe consistir en ofrecer un método integral y coordinado para gestionar los riesgos para la estabilidad financiera y el comportamiento de los mercados que pueda aplicarse de forma coherente en diversas jurisdicciones, reduciendo al mínimo las oportunidades de arbitraje regulatorio, es decir, “el traslado de las actividades a jurisdicciones con requisitos menos estrictos”.

Carlos Aránguez, profesor de Derecho Penal de la Universidad de Granada, España, y director del bufete Aránguez Abogados, plantea que es fundamental una regulación a nivel global porque las operaciones con estos activos no tienen fronteras. Además, sostiene que no hay que temer al fin de las criptomonedas tal y como se las conoce, “porque las criptos de segunda generación van a tener más funcionalidades, ya que presentarán una mayor seguridad financiera”.