Elegir el cofre de techo más adecuado con el asesoramiento de Negrillo

Remitido

En el mercado automotor, los vehículos más pequeños son los que más demanda están teniendo en los últimos años, por ser más accesibles y cómodos para la circulación y el aparcamiento en la gran ciudad. Sin embargo, estos vehículos no cuentan con maleteros de gran tamaño, por lo que es necesario contar con un espacio extra para guardar maletas, carritos de bebé, bicicletas o cualquier otro equipamiento.

En este sentido, los cofres de techo y portaequipajes de Negrillo, cuentan con una amplia variedad de diseños y materiales, que garantizan seguridad a la hora de resguardar cualquier equipaje durante su traslado.

¿Qué aspectos tener en cuenta al elegir un cofre de techo?

Según el equipamiento que se desea transportar, el portaequipajes y baúl de techo tienen diferentes dimensiones para adaptarse a todas las necesidades. Los más pequeños son de 320 litros y 130 centímetros de largo aproximadamente; los medianos varían entre los 400 y los 460 litros, y los más grandes llegan hasta los 580 litros con 225 centímetros de largo.

Teniendo en cuenta estas medidas, es importante evaluar las dimensiones que tiene el techo del vehículo en el que se colocará el portamaletas y realizar una comparación para elegir el que mejor encaje. En este sentido, cabe recordar que el cofre de techo no debe sobresalir del coche en la parte trasera, aunque si puede sobresalir hacia la luna delantera.

A partir de esta evaluación y dependiendo de las necesidades de traslado y del presupuesto, se podrá seleccionar el cofre para coche adecuado.

¿Cuáles son los portaequipajes más recomendados?

Todos los cofres portaequipajes de Negrillo están diseñados con un formato aerodinámico, para que el consumo sea bajo y no se produzcan ruidos incómodos durante el viaje. Además, poseen cerraduras de seguridad antirrobos para los momentos en los que el vehículo esté estacionado. La marca Menabo o Thule cuenta con cofres con altura reducida. Estos se recomiendan también cuando se prioriza la estética y se quiere evitar que el portaequipaje sobresalga del techo del vehículo.

Sin embargo, cuando el tamaño del coche lo permite, lo más recomendado es escoger un cofre de techo grande, para aprovechar al máximo su capacidad y guardar cómodamente el equipamiento que se desea trasladar, ya que esa es su principal función.

Otro aspecto a tener en cuenta, es que se necesitan barras de techo instaladas para cargar el portaequipaje. En caso de no disponer de ellas, se pueden colocar fácilmente, guiados por la anchura del cofre. 

Toda la información de cada baúl de techo se encuentra en el catálogo online de Negrillo, en el que se detallan sus medidas, funcionalidades y precios, acompañada de reseñas de usuarios, para contar con todos los datos necesarios antes de tomar la mejor decisión de compra.