El Tesoro capta 6.161 millones en Letras a un menor coste

Euros
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Redacción

El Tesoro Público, organismo dependiente del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, se hizo en los mercados este martes con 6.161,16 millones de euros en Letras a 6 y 12 meses a un menor coste.

El Tesoro se había fijado para esta subasta un objetivo que oscila entre 5.500 y 6.500 millones de euros y la demanda de los inversores duplicó la cuantía colocada al situarse en 12.285,63 millones.

En concreto, en Letras a 6 meses captó 1.061 millones a un interés del -0,572%, por debajo del interés de -0,551% de la subasta realizada el 4 de mayo

En el caso de las Letras a 12 meses, el Tesoro se hizo con 5.100,16 millones a un interés marginal de -0,526%, también inferior al -0,521% que marcó la subasta del 4 de mayo.

En el calendario de operaciones para este mes quedan dos por celebrar, después de la realizada hoy y la del pasado jueves en la que captó 5.473,65 millones en Bonos y Obligaciones.

Para 2021 el Tesoro tiene previsto realizar una emisión neta de deuda por 100.000 millones de euros, 10.000 menos de lo estimado inicialmente, gracias a una mejor evolución de los ingresos respecto a cuando se realizaron las proyecciones para los Presupuestos Generales del Estado para 2021. En cuanto a la emisión bruta, la previsión es de 289.138 millones de euros, de los cuales el Tesoro ya había ejecutado a principios de mayo el 41%.

En concreto, el Tesoro prevé desglosar la emisión bruta prevista de 289.138 millones en 184.380 millones en títulos a largo plazo (bonos, obligaciones y el fondo SURE) y 104.758 millones a corto plazo o en letras, lo que supone un aumento interanual del 0,5% y 11,9%, respectivamente. Sin embargo, su emisión neta caerá frente al 2020 en un 4,4% en la cifra global, un 8,6% en los títulos a largo y medio plazo, y un 12,5% en las letras.

La deuda pública cerró 2020 en el 117,1%, con un fuerte aumento desde el 95,5% en el que finalizó 2019, debido a la crisis del coronavirus, pero tras la decisión tomada en marzo por parte de Eurostat de que España incluya en sus cuentas nacionales el balance de la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb) ha hecho que se sitúe en el 120% del PIB. La previsión del Gobierno es que el nivel de deuda sobre PIB se reduzca en 2021 al 119,5%.

Además, el Tesoro prevé que la deuda pública continúe su tendencia de mínimos históricos en el coste y máximos en su vida media. Así, tras terminar 2020 el primer indicador en el 1,86%, frente al 4% en el que se situaba en 2011, en mayo de 2021 se situaba en 1,694%, con un coste negativo del -0,016% en las emisiones realizadas en lo que va de año. En cuanto a la vida media, al cierre de 2020 se situaba en 7,82 años, frente a los 6,2 años de 2013, mientras que en mayo alcanzó los 8,1 años.