El PP pide reunir la comisión de secretos para que el Gobierno explique la información sustraída del móvil de Sánchez

Redacción

El Partido Popular registró este jueves una solicitud para reunir la comisión de secretos del Congreso y que se explique cuál fue la información sustraída del móvil del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y su impacto en la seguridad nacional.

Así lo anunció la secretaria general y portavoz parlamentaria del PP, Cuca Gamarra, en la tribuna del Hemiciclo durante la comparecencia de Sánchez ante el Congreso para dar cuenta del ‘caso Pegasus’, donde subrayó que el espionaje al teléfono móvil del jefe del Ejecutivo coincide con los “sorpresivos cambios” en sus políticas.

Gamarra consideró que es “imprescindible” que se aporte esa información porque, tras “un ejercicio de torpeza sin paragón” del ministro de Presidencia, Félix Bolaños, se conoció que un actor externo había intervenido en el terminal móvil del jefe del Ejecutivo.

“Fue un ejercicio inaudito de debilidad ante sus socios y la comunidad internacional, y, además, a escasos dos meses de acoger la cumbre de la OTAN”, añadió la ‘número dos’ de Feijóo en referencia a la rueda de prensa que convocó el Ejecutivo el pasado 2 de mayo.

Sobre esta cuestión, reprochó que Sánchez decidiera desvelar estos hechos ante la opinión pública sin convocar antes al líder de la oposición, y enumeró una batería de preguntas al Ejecutivo, entre ellas, esclarecer si el móvil espiado fue el personal o el oficial, y si la información usurpada es “sensible” y “puede comprometer” las actuaciones del Gobierno.

Asimismo, criticó la falta de información trasladada por el presidente del Gobierno porque, ante su “silencio”, «los españoles no saben si tiene un presidente libre en sus decisiones o atado de manos y pies». Pidió también a Sánchez aclarar cada cuánto tiempo deja su teléfono móvil en manos del Centro Criptográfico Nacional (CCN) y si sigue las directrices de seguridad básicas porque “la ligereza de sus acciones hace vulnerables a todos” los españoles.

Gamarra consideró también que es “imprescindible” aclarar por qué “se hizo responsable a la directora del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) de una cuestión” que es competencia del Gobierno y, más en concreto, del ministro de Presidencia, Félix Bolaños.

“PLENAMENTE INFORMADO”

Sobre el espionaje a los líderes independentistas, Gamarra insistió en que Sánchez era conocedor de los avances de las indagaciones del CNI. Se apoyó en los artículos 97 y 104 de la Constitución y el 4.1 de la Ley de Seguridad Nacional, que, según explicó, “establecen que la política de seguridad nacional la dirige el presidente del Gobierno”.

“Ha estado plenamente informado. No se olvide de que hemos estado en La Moncloa”, aseveró Gamarra, quien añadió que decir “Sánchez y sentido de Estado” en una misma oración es un “oxímoron”.

Para cerrar esta cuestión, Gamarra preguntó al presidente qué “cuerpos y fuerzas de seguridad autonómicos” cuentan con la herramienta Pegasus y si la utilizan “siempre bajo supervisión judicial como lo hace el CNI”. En este sentido, dijo que quienes utilizan “programas de espías contra rivales políticos” son “los secesionistas catalanes”.

“APOYO FIRME”

Gamarra consideró que la coyuntura actual “exige más que nunca un buen gobernante con mayúsculas” que “respete las instituciones, que tenga claro cuáles son los límites que no se pueden atravesar, quiénes son los enemigos del Estado, sobre qué se puede pactar y con quiénes no se puede pactar nunca”.

Tildó de “bengalas” los anuncios que Sánchez hizo durante su comparecencia y lamentó que el presidente no haya pedido disculpas públicas a los guardias civiles y policías nacionales a los que calificó de “piolines” en la última sesión de control al Gobierno.

A pesar de todos estos hechos, Gamarra incidió en que el PP dará su “apoyo firme” al Gobierno en los “temas sensibles para el Estado” como la política exterior y seguridad del Estado, pero lamentó que el presidente no tenga un “cauce de diálogo estable y permanente” con el líder de la oposición, “una anomalía más de su forma de dirigir el país”.

CORRUPCIÓN

Por último, Gamarra contestó a los reproches de Sánchez por los casos de corrupción del PP y le recordó que es secretario general del PSOE, “que tiene dos presidentes, Chaves y Griñán, condenados por el mayor caso de corrupción en la historia de España, que son los ERE”. “Creo que usted podría dar muchas explicaciones, o si no los miembros de su gobierno que lo han vivido de primera mano”, declaró.

“Ha comenzado su intervención actuando ya más como líder de la oposición que como presidente del Gobierno. Parece ser que usted ya presiente que pronto estará allí”, afirmó Gamarra, quien rechazó “entrar en el juego sucio y barro” del jefe del Ejecutivo porque la comisión versa sobre las “explicaciones” que debe dar en el marco del espionaje con Pegasus.