El hermano historiador de Carmen Calvo se muestra contrario a la Ley de Memoria Democrática

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Redacción

El escritor e historiador José Calvo Poyato, hermano de la exvicepresidenta Carmen Calvo, se ha mostrado en contra de los principales aspectos de la Ley de Memoria Democrática del Gobierno, puesto que no debe desbaratarse el acuerdo logrado en la Transición e intentar reabrir continuamente la “página negra” del franquismo.

En declaraciones a Servimedia, Calvo Poyato señaló que es “poco coherente” que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, presentara en mayo pasado un plan para la España de 2050 y “parece que continuamente está echando la mirada hacia atrás” con leyes como la examinada este martes en el Consejo de Ministro.

El hermano de la exvicepresidenta Calvo es un escritor e historiador con numerosas obras, la mayoría de las cuales relacionadas con la historia de España. Uno de estos libros es ‘La España austera. Del fin del racionamiento a la muerte de Franco’, que publicó Arzalia Ediciones hace unos meses.

Sobre le Ley de Memoria Democrática, Calvo se refirió a que cuando hace años el expresidente José Luis Rodríguez Zapatero impulsó la Ley de Memoria Histórica ya dijo que su opinión era que con la Transición “se había cerrado” un capítulo de la historia española y que quienes trajeron la democracia lo hicieron “de forma adecuada” y en un momento en el que “la incertidumbre era muy grande”.

“GOLPE MUY DURO” A LA LIBERTAD

Por este motivo, señaló que es un error “reabrir permanentemente una página negra de nuestra historia”, en referencia al franquismo, más allá de que facilite a las personas que tienen a familiares desaparecidos por la Guerra Civil el poder dar un “entierro digno” y una “sepultura adecuada” a sus allegados.

Sobre aspectos concretos de la Ley de Memoria Democrática, como que el Gobierno diga que con esta norma se pretende proteger la memoria de las víctimas del franquismo, Calvo señaló que no se debe “denigrar” a “ninguna” de las víctimas de la Guerra Civil. Añadió que durante la contienda y antes del inicio de la dictadura hubo perjudicados “de uno uno y otro bando, hubo hechos delictivos en uno y otro bando y eso parece que se ha obviado”.

Por lo que se refiere al planteamiento de La Moncloa de dar un nuevo significado al Valle de los Caídos, opinó que la basílica existente en estas instalaciones “se construyó efectivamente en unas condiciones muy especiales y, desde luego, no asumibles en un planteamiento democrático”.

Respecto a que se pueda prohibir hacer un interpretación positiva del franquismo, señaló que “hablar de determinados planteamientos históricos como si fuese un delito a mí me parece que supone un golpe muy duro a lo que es la libertad de expresión”. “No estoy defendiendo que se haga apología de determinada ideología, sino simplemente que hay quienes tienen derecho a plantear puntos de vista que no coinciden con los de otros”, afirmó.

En cuanto a una eventual ilegalización de la Fundación Franco, dijo que no tiene una “opinión clara” al respecto porque no conoce “muy bien cuáles son los objetivos” que tiene esta entidad. No obstante, apuntó “que si hay personas que piensan de esa manera tienen derecho a expresarlo”.

“Otra cosa era apología del terrorismo, otra cosa es hacer apología del planteamiento ideológicos que pueden una carga extraordinariamente negativa, pero no simplemente expresar opiniones. Soy un decidido defensor de la libertad, de la libertad de expresión que consagra la Constitución”, afirmó.