El Gobierno y la Junta se reúnen este lunes para abordar el futuro de Abengoa

Redacción

El Gobierno y la Junta de Andalucía abordan este lunes en una reunión convocada por el Ayuntamiento de Sevilla el futuro de la multinacional Abengoa, abocada hacia el que puede ser uno de los mayores concursos de acreedores de la historia empresarial española después de que viese denegado esta semana un rescate de 249 millones por parte de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI).

El encuentro tendrá lugar a las 16,00 horas en el Palacio de Exposiciones y Congresos (Fibes) de Sevilla y asistirán por parte del Ejecutivo central la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, así como el delegado del Gobierno, Pedro Fernández.

Por la Junta, acudirá el consejero de Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidades en funciones, Rogelio Velasco, en tanto que también estará el alcalde de Sevilla, Antonio Muñoz.

Sobre la mesa, el objetivo de abordar el futuro multinacional andaluza Abengoa, que se encuentra al límite después de que esta semana la SEPI rechazase de forma definitiva conceder un rescate de 249 millones para Abenewco 1, filial donde la empresa mantiene sus activos más valiosos y principales líneas de negocio, al considerar que no estaba demostrada su viabilidad.

La decisión de la SEPI hacía que desapareciera la principal opción para mantener la viabilidad de la compañía, ya que ese rescate era condición para que el fondo estadounidense Terramar inyectara 200 millones de euros a cambio del 70% capital, lo que se entendía como la mejor oportunidad para reflotar a la multinacional.

Según los comités de empresa de Abengoa Agua, Abengoa Energía, Solúcar, Inabensa y Abenewco1 CPA, sociedades derivadas de Abengoa, el rechazo de la SEPI implica conlleva para las arcas estatales un «impacto de aproximadamente 500 millones de euros». La multinacional cuenta con 11.000 trabajadores, de los cuales alrededor de 2.500 están en Andalucía.

REPROCHES ENTRE MONCLOA Y SAN TELMO

La reunión de este lunes se produce tras una semana de cruce de reproches entre el Gobierno y la Junta una vez se conoció la denegación de rescate. Por parte del Ejecutivo andaluz se han pedido explicaciones a Moncloa por esa negativa, aún teniendo dos informes que sí lo avalaban, encargados por la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI).

«Esta decisión hace daño a la economía española y andaluza», remarcaba el portavoz de la Junta en funciones, Elías Bendodo, advertía de que la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, «miente y no es la primera vez» al defender, en el Congreso de los Diputados, que Abengoa podría estar reflotada si la Junta le hubiese concedido los 20 millones solicitados y que le fueron denegados.

«¿Va a depender el rescate de Abengoa de los 20 millones de la Junta y no de los 249 millones que iba a poner la SEPI, perteneciente al Estado?», se preguntaba Bendodo, quien ha insistido en pedir explicaciones al Gobierno central y en «no desviar la atención» sobre Andalucía que «no tiene las herramientas» para ayudar a la compañía.

Unas declaraciones a las que respondía el viernes la ministra. «Yo nunca miento, no soy dada a trasladar cuestiones que no pueda demostrar», sostenía Montero, quien ha subrayado que el Gobierno central «intentó ayudar a Abengoa y la Junta no puso su parte», una cuestión que, ha insistido, «se puede demostrar».

En concreto, ha sostenido que en julio de 2020 el Ejecutivo de Pedro Sánchez aprobó «medidas que iban acompañadas de un importante desembolso de dinero, 500 millones, que solo necesitaban que la Junta de Andalucía pusiera 20 millones en avales». «Esa operación decayó porque la Junta no cumplió con la parte de los veinte millones, la propia compañía (Abengoa) así lo informó a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV)», ha señalado Montero.