El Festival Sonna Huesca convertirá este viernes el Salto de Bierge en el escenario del concierto del dúo musical Ixeya

Redacción

La caravana de la tercera edición del SoNna Huesca, tras un breve paso por el Pirineo, establecerá, este viernes, 29 de julio, su escenario en la cascada que el Alcanadre forma poco más arriba de Bierge, un enclave natural conocido como Salto de Bierge en el que actuará el dúo musical Ixeya.

En el año 2016, el Ayuntamiento de Bierge y la Confederación Hidrográfica del Ebro decidieron prohibir el salto desde la presa. También debido a la masificación de los últimos años se estableció una regulación del acceso, limitándose a un aforo diario de 250 personas y estableciendo una tasa de acceso de 2 euros por persona.
En este caso, el aforo del SoNna Huesca no superará este viernes los 200 espectadores en el recital de Ixeya, programado a las 20.00 horas.

Ixeya es un dúo acústico formado por dos jóvenes aragonesas del ámbito rural, Elisabeth López y Miriam Carbonell, que reivindican desde Santa Engracia, una localidad de las Cinco Villas, el feminismo, el mundo rural, la naturaleza, las emociones y los cuidados, con un estilo que ellas mismas definen como «cantautoreo introspectivo rural» o «acústico rural».

‘2020’ fue su primer proyecto de estudio, un LP de cuatro canciones que, como el del compositor Antonio Vivaldi, recorren las estaciones del año. Uno de sus últimos trabajos es el vídeo ‘Invierno: Campo de borrajas’. Sus conciertos son íntimos e interpretan sus composiciones en formato acústico, adornadas con instrumentos como las percusiones, guitarras o el ukelele, entre otros. Además, suelen alternar el castellano y el aragonés en sus actuaciones.

El lugar del concierto tendrá un acceso distinto al del Salto de Bierge y estará ubicado en el pinar situado en la margen derecha, aguas arriba del salto.

RECITAL DE RUMBO TUMBA

Al día siguiente, el sábado, 30 de julio, el SoNna Huesca se desplazará, sin salir del Somontano, hasta la ermita de la Carrodilla de Estadilla para ofrecer el recital de Rumbo Tumba.

La Sierra de la Carrodilla, con su pico Buñero (1.109 m) alberga, además de una importante biodiversidad y numerosas curiosidades geológicas en forma de simas y cuevas, un patrimonio que incluye un pozo de hielo, pinturas rupestres y la ermita o santuario de la Carrodilla.

A medio camino entre Estadilla y Fonz, los asistentes deberán tomar un desvío al Este, y poco después de superar el llamado Ojo de la Fuente, deberán aparcar sus vehículos, ya que los últimos dos kilómetros se tendrán que realizar a pie para poder acceder a la zona del concierto.

Rumbo Tumba es el proyecto de música electrónica del artista argentino Facundo Salgado, un hombre orquesta que ejecuta, grabando y mezclando una curiosa variedad de instrumentos artesanales nativos de América del Sur.

La madera construye un sonido natural único, y los asistentes podrán disfrutar de la música de raíz folklórica y tradicional que viajará hasta el presente a través del uso de herramientas digitales de vanguardia. El último trabajo de Rumbo Tumba es ‘Río Adentro’, un homenaje al delta del río Paraná, la tierra natal de Facundo Salgado.

CONCIERTO DEL DÚO ASTURIANO L-R

Para cerrar el último fin de semana de julio, el SoNna Huesca 2022 ha programado en la ermita de la Bella de Castejón del Puente un concierto del dúo asturiano, L-R.

El dúo formado por Leticia González (voz y percusión) y Rubén Bada (guitarras eléctricas) reinterpreta la música tradicional asturiana mediante la fusión de instrumentos tan diferentes como la pandereta y la guitarra eléctrica e incorpora sonidos próximos al blues, al jazz o al rock y denominan su propuesta como «post-folk asturianu».

Ambos han desarrollado desde sus inicios un proyecto personal basado en el folclore de su tierra natal, que entienden como una pasión y un bien inmaterial que se transmite y modifica, y que, al mismo tiempo, puede experimentar nuevas aportaciones creativas.

El lugar elegido es la reconstruida ermita de la Bella de Castejón del Puente, que se estrena como escenario del SoNna Huesca, al igual que las del resto del fin de semana.

Este templo está ubicado en un cerro estratégico y fortificado para controlar la calzada y el puente de Castejón, la ermita rinde homenaje a la virgen de la Bella, afamada por sus milagros y por ser protectora de las mujeres en gestaciones y partos.