El escritor Vicent Flor sigue la historia de un menor tutelado en la novela ‘El carrer de baix’

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Arturo San Román

El escritor y doctor en Sociología Vicent Flor sigue la historia de un menor tutelado en ‘El carrer de baix’ (Edicions 62), la novela que le ha valido el premio Joanot Martorell de Narrativa de Gandia (Valencia), dotado con 20.000 euros.

En rueda de prensa este jueves, Flor ha explicado que la Sociología le enseñó que la primera obligación de un sociólogo es dar voz a quien no la tiene, y en este caso decidió hacerlo por primera vez desde la ficción porque le parecía “una forma de llegar al lector más potente que un informe”.

En este sentido, ha dicho que su personaje es un arquetipo que reúne muchos de los problemas que tienen estos niños, como por ejemplo los problemas en la escuela, de cumplimiento de normas o de vínculos.

Además de partir de la sociología, Flor parte de su propia experiencia, puesto que él ha sido padre de acogida: “Hay un punto de autoficción”.

Con todo, asegura que la novela no trata exclusivamente de este asunto, sino que habla también de la amistad que surge entre un profesor conservador y un editor progresista, lo que de algún modo permite “aligerarla”.

La editora, Pilar Beltrán, ha destacado el contraste entre los hechos crueles que la novela narra y el paisaje “radiante” en el que tienen lugar, en la Vall de Gallinera (Alicante), así como el hecho de que se publique 60 años después de que Edicions 62 publicara su primer libro, ‘Nosaltres, els valencians’, escrito también por un valenciano: Joan Fuster.

MIQUEL ÀNGEL LLAUGER

Edicions 62 también ha arrancado el año publicando el premio de poesía Ausiàs March de Gandía –dotado con 8.000 euros–, ‘Llum de cançó’, de Miquel Àngel Llauger.

Se trata de un poemario con dos partes, una con poemas más líricos, ordenados siguiendo el alfabeto para dar a entender que no hay un vínculo entre ellos, que es una “miscelánea”.

La segunda parte, en cambio, está conformada por poemas más narrativos, relacionados con la primeros solo porque todos tienen “un cierto aire de canción”, que se centran en un episodio del Rey Arturo que Thomas Malory narra en ‘La muerte de Arturo’.

En su intervención, Llauger ha celebrado el hecho de que su libro se haya escrito en Mallorca, haya sido premiado en Valencia y se publique en Catalunya.