El Barça cierra con victoria (0-2) su gira norteamericana

Redacción

El FC Barcelona se impuso (0-2) al New York Red Bull este sábado en el último encuentro de la gira de pretemporada en Estados Unidos, gracias a los goles de Ousmane Dembélé y Memphis Depay, una buena actuación con la que acompañan el optimismo generado por la pila de refuerzos para luchar por los títulos esta inminente campaña.

El equipo de Xavi Hernández impuso su favoritismo en el último amistoso al otro lado del charco –tres victorias y un empate–, antes de volver a la Ciudad Condal, donde el día siete de agosto jugarán el Joan Gamper y el día 13, también en el Camp Nou, harán su debut en LaLiga Santander contra el Rayo Vallecano.

El equipo neoyorquino quiso apretar arriba e incomodar al cuadro culé, pero apenas lo logró 15 minutos en el primer tiempo y menos aún en el segundo. El Barça mandó y fue vertical en el Red Bull Arena, pero le faltó puntería. A Robert Lewandowski se le escapó una sonrisa irónica tras perdonar su enésima ocasión de marcar su primer gol de azulgrana, antes de ser sustituido en el minuto 76.

Los de Xavi, con su camiseta dorada en verdad este sábado –madrugada en España–, buscaron al delantero polaco, con Rapinha y Dembélé como extremos de inicio, y el ex del Bayern también se las supo guisar él solito. El brasileño y el francés alargaron sus buenas sensaciones de pretemporada, también los números.

Dembélé fue quien abrió la lata en el minuto 40, corriendo de una banda a otro y en una pared con Rapinha. Un disparo de Yearwood alto fue la opción local, pero los de Xavi empezaron a perdonar demasiado después de solventar ese inicio exigente. A Lewandowski se le fue un remate de cabeza, otra ocasión en la que regateó a varios rivales y una tercera casi seguida delante del portero.

Gavi, también titular junto a Busquets y un Frenkie de Jong de vuelta al centro del campo, fue de más a menos, pero el Barça siguió llegando, y ‘Lewy’ rozando el gol. Al final, tuvo que ser Dembélé, quien parece tener la puntería casi en exclusiva, quien fusiló el 0-1, su cuarto gol en Estados Unidos. El descanso trajo muchos cambios, entre ellos el de un Christensen ‘tocado’.

Las dos ocasiones que tuvo el New York fueron de Omir Fernández, pero el Barça se puso al mando enseguida. De nuevo por poco no se estrenó Lewandowski, también generando para sus compañeros. El equipo de Xavi tocó y movió bien el balón, con unos minutos contados de Pedri en el campo y buen despliegue de Kessie, pero la puntería quedó pendiente, con el polaco admitiendo entre risas una especie de gafe. Ansu Fati, uno de los cambios, tampoco tuvo su día.

El internacional español pudo agrandar el marcador en varias ocasiones pero no estuvo fino, protagonista de la última sucesión de llegadas visitantes. En el 87′, Memphis, quien entró por Lewandowski, fue quien rubricó la victoria azulgrana, aprovechando un pase largo de Pjanic que hizo dudar al meta rival y su defensa, con la buena anticipación del ariete neerlandés.

El Barça, que goleó al Inter Miami (0-6), venció al Real Madrid (0-1) y empató con la Juventus (2-2), vuelve a casa con el equipo en buena línea, con pinta de que se le caen los goles pero cuando entren. Mientras, Xavi aún espera más refuerzos en un verano movido y prolífico que da a los suyos buenas armas para volver a la pomada.