El Atlético se deja dos puntos en el último suspiro

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Redacción

El Atlético de Madrid vio frenada su gran racha en LaLiga Santander 2020-2021 y no pudo afianzar su liderato tras empatar este lunes a dos goles ante el Celta, en un partido que volvió a dejar a Luis Suárez como gran protagonista con otro doblete, finalmente estéril porque el conjunto gallego arañó un punto en el último suspiro.

En un duelo marcado tanto en los días previos como horas antes por el coronavirus, con dos nuevos positivos (Lemar y Herrera) conocidos el mismo día del choque para un total de seis, el de Salto estuvo cerca de dar la novena victoria seguida y erigirse en la mejor vacuna para un equipo que parece tener el depósito lleno de confianza en este momento, pero no pudo evitar el tropiezo.

16 goles suma ya el ‘9’ rojiblanco, otro encuentro más en el sitio adecuado para culminar los dos mejores ‘chispazos’ futbolísticos de los de Diego Pablo Simeone, superados en la primera parte, pero mejor en la segunda gracias en buena parte al psicológico empate y también a las modificaciones realizadas por el técnico argentino. Cerca estuvo el Atlético de seguir su marcha imperial, pero Facundo Ferreyra, uno de los refuerzos invernales célticos, se encargó de borrarle la sonrisa.

El líder se topó desde el pitido inicial con un partido muy complejo, sobre todo por mérito de un Celta que fue atrevido y apretó desde el principio a un equipo rojiblanco que notó las bajas por el coronavirus. Los locales no encontraron la forma de mandar, maniatados sus principales jugadores y con Luis Suárez desconectado.

El conjunto de Eduardo Coudet fue muy agresivo y siempre miró hacia la portería de Oblak, bien impulsado tanto por Hugo Mallo y Aarón Martín que no se cansaron de estirarse. Y en una de esas internadas, el capitán envió un pase ‘envenenado’ entre los centrales que remató con habilidad Santi Mina para premiar el buen comienzo céltico.

El 0-1 no despertó a los de Diego Pablo Simeone, cuyo novedoso once no terminaba de funcionar, con Kondogbia sin cuajar con Koke y Saúl, y con Llorente y Lodi sin replicar a sus pares rivales a la hora de dar la profundidad deseada por el costado. El Celta siguió teniendo el control, pero tampoco terminó de ser una mayor amenaza para los colchoneros.

El Atlético no podía hacerse con la pelota, pero demostró que su confianza parece ahora irrompible y fue capaz de marcharse al descanso con el duelo igualado. El líder encontró por fin la forma de darle velocidad a su ataque y Correa conectó con la primera aparición de un Llorente que encontró en su pase a un Luis Suárez que sigue de ‘dulce’ y que empujó a la red un balón que se paseó ante la defensa visitante.

Simeone reaccionó durante el descanso y metió a Torreira por un nervioso Felipe para tratar de frenar el dominio del Celta. El efecto del cambio fue inmediato porque al poco de la reanudación mandaba en el marcador con otro aparición de ‘9’ de su ‘pichichi’, de nuevo en el lugar adecuado para ‘cazar’ un buen pase al primer toque de Lodi.

El Celta intentó encajar este golpe y Aspas tuvo una gran opción de empatar, pero Kondogbia realizó un cruce magistral para evitarlo. Los de Coudet se animaron y se desplegaron con más alegría hacia el área local, con el Atlético encontrándose ahora más a gusto con la ventaja y dejando la iniciativa a su rival.

Pero los célticos, pese a los cambios introducidos, fueron incapaces de inquietar a Oblak y el Atlético parecía tener en su mano la novena victoria consecutiva y mantener su distancia con FC Barcelona y Real Madrid. Sin embargo, reculó en exceso y Aspas metió un buen pase a Denis Suárez para que esté le sirviese en bandeja el empate final a Ferreyra.