El Atleti espera cambiar la cara en 2022

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Xavi López

El Atlético de Madrid tratará de empezar el nuevo año dejando atrás la mala racha de resultados con la que cerró su gran 2021 y frenando este domingo (16.15 horas) en el Wanda Metropolitano a la revelación de la temporada, un Rayo Vallecano que defiende su posición de Liga de Campeones y azotado estos días por el coronavirus, en partido correspondiente a la decimonovena jornada del campeonato.

El conjunto rojiblanco fue gran protagonista en el fútbol nacional en 2021 con la conquista del título liguero, pero la nueva campaña no le ha traído sus mejores sensaciones y se la ha complicado de sobremanera la defensa de su trono tras un final de año que no fue nada bueno y que evidenció su actual crisis de juego y resultados.

Los colchoneros no ganan en Liga desde hace más de dos meses, cuando golearon 1-4 al Cádiz. Desde entonces, cuatro derrotas seguidas ante el Mallorca (1-2), el Real Madrid (2-0), el Sevilla (2-1) y el Granada (2-1), estas tres últimas en las tres salidas consecutivas con las que concluyó el 2021.

Esta mala dinámica le ha alejado ya a 17 puntos del Real Madrid, con un partido menos, y fuera de una ‘zona Champions’ a la que quiere volver sumando tres puntos que le permitan superar precisamente a un Rayo que está sorprendiendo con su juego atrevido y sin complejos, y que llega al Metropolitano con un punto de ventaja que no va a soltar sin oponer resistencia.

Al igual que el resto de equipos de LaLiga Santander, ninguno se ha escapado de los brotes de coronavirus en sus vestuarios, algo ‘menor’ en el caso del Atlético de Madrid, que pierde para este importante duelo a tres jugadores claves como el capitán Koke y los delanteros Antoine Griezmann y Joao Felix, además del mexicano Héctor Herrera. Diego Pablo Simeone, que acaba de cumplir diez años de su llegada al banquillo, está pendiente de un segundo negativo.

A estas ausencias se unen las de Marcos Llorente y Stefan Savic por lesión, mientras que, por el contrario, sí estará disponible José María Giménez, una buena noticia de cara a recuperar una solidez defensiva que no aparece en esta campaña. Jan Oblak ya ha encajado 22 goles, tres menos que la temporada del título, y el equipo sólo ha podido dejar a cero su portería en cinco partidos ligueros, lo que le complica las cosas porque le está costando también ver portería.

En este sentido, las bajas de Griezmann y Joao Felix provocarán que Luis Suárez pueda volver a tener una oportunidad en la delantera. El brasileño Cunha sigue apretando en busca de un sitio en el once, pero el ‘Cholo’ mantiene de momento su fe en el de Salto, inmerso en una mala racha goleadora cuando la pasada temporada fue vital. Ángel Correa debería ser su acompañante.

En el centro del campo, Kondogbia se perfila como el sustituto de Koke para jugar junto a De Paul, con Lemar y Carrasco en los costados, siempre y cuando Simeone decida jugar con defensa de cuatro, donde Lodi sería el lateral izquierdo con Giménez, Hermoso y Trippier.

EL RAYO, MENOS FIRME A DOMICILIO Y AZOTADO POR EL CORONAVIRUS

Enfrente, un Rayo Vallecano que despidió un 2021 con una sonrisa. El conjunto franjirrojo no sólo logró volver a la Primera División sino que está brillando en esta primera vuelta, lo que además de que prácticamente le ha dejado ya muy cerca de cumplir el primer objetivo de certificar la permanencia, le ha situado en una inesperada cuarta plaza y en pugna de momento por metas más ambiciosas.

Andoni Iraola ha dejado claro que su equipo no se va a arrugar en ningún estadio ni ante ningún rival y esa valentía le está dando buenos réditos, principalmente cuando juega en Vallecas, porque a domicilio sólo ha sumado en tres de sus nueve salidas, con victoria únicamente en San Mamés hace más de tres meses. Desde entonces, en su cinco encuentros como visitante, sólo un punto, en Mestalla, una mala estadística que se añade a que ha perdido en sus últimas siete visitas al Atlético, al que no gana desde agosto de 1999.

El técnico guipuzcoano ha tenido que lidiar también con el coronavirus, que llegó a afectar a 17 miembros del vestuario, incluido él, aunque el panorama parece haber mejorado algo más en las últimas horas. Así, parece que el guardameta Dimitrievski y el capitán Trejo podrían estar disponibles, mientras que, por el contrario, Catena, Bebe y Falcao no, por lo que el ‘Tigre’ se perdería su vuelta ante una afición que le idolatra. Además, está la baja por lesión de Álvaro García.