El 42% de los españoles cree que acoger migrantes es un deber del Estado, frente a un 24% que lo considera un favor

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Arturo San Román

Un 42% de los españoles cree que acoger a las personas migrantes en España es un deber del Estado, frente a un 24% que considera que el país les está haciendo un favor.

Así lo recoge el ‘Barómetro de la desinformación y los discursos de odio frente al migrante’, una encuesta recogida en un informe de Oxfam Intermon, Maldita.es y ATREVIA, en un sondeo realizado a más de 2.000 personas de todo el territorio español.

A través de dicha encuesta, las entidades han recogido que la mayoría de los españoles no se siente racista. En una escala del 0 (nada racista) a 10 (muy racista), la media de las personas pregutadas se ha situado en el 2,3. Además, las personas tienden a considerarse más inclusivas que a la sociedad en su conjunto: en este caso la media se ha situado en un 5,65.

Además, destacan que existe una amplia concienciación ética con respecto a la necesidad de ayudar a las personas migrantes los valores universales de solidaridad están presentes en el discurso mayoritario de los ciudadanos a través de la gratitud (un 67%); la moral (71%); o la urgencia (69%).

Como ejemplo, el documento, recogido por Europa Press, recoge tres testimonios de entre los sondeados que así lo reflejan. “Creo que hemos tenido la suerte de estar en un país avanzado, por ello debemos ayudar a los que no han tenido la misma suerte”, es el relacionado con la gratitud; “mis convicciones morales y religiosas me dicen que debemos atender a las personas que lo necesitan con independencia de su origen, raza o religión”, es el relacionado con la moral; mientras que como ejemplo de urgencia han recogido: “Hay que ayudar urgentemente a las personas refugiadas porque están en extremo peligro”.

UN TEMA “DIFÍCIL” PARA LA MAYORÍA

Aún así, las entidades advierten de que la desinformación ha incrementado la exposición de los ciudadanos a narrativas de odio. Así, un 51,4% asegura haber escuchado la afirmación de que el Estado da un trato de favor a los migrantes por encima de los españoles. Es la afirmación más escuchada, junto con que los menores extranjeros son un colectivo peligroso con tendencia elevada a la violencia (49%); y los migrantes tienen más probabilidades de verse implicados en un atraco, delitos sexuales y actos de violencia hacia otras personas (45,1%).

La exposición a estos discursos, señalan, han provocado tensiones en el posicionamiento y opiniones de la población. Según los datos recogidos por Oxfam Intermon, Maldita.es y ATREVIA, el 57% de los españoles considera “difícil” tratar el tema de la migración y lo considera “un tema complejo”.

Del mismo modo, solo un 23% considera la posibilidad de que en un futuro pueda cambiar sus opiniones sobre inmigración en España; mientras un 28% considera sus opiniones sobre este tema paralelas a sus opiniones políticas y aseguran que determina su voto.

La encuesta analiza, además, cómo están las opiniones en un contexto de crisis económica como la actual, tras la pandemia. En este escenario, la mayoría de encuestados (54%) cree que, dada la situación, “no hay recursos para todos”. Además, un 45% cree que las personas migrantes “tienen más ayudas sociales que los españoles necesitados”, mientras que un 47% cree que al migrante se le rechaza más “por la pobreza” que “por su condición de extranjero”.

LA MAYORÍA CREE QUE VIENEN ANTE LA SITUACIÓN DE SUS PAÍSES

Del mismo modo, uno de cada tres españoles (34%) cree que no existe un deseo real de integración por parte de lo migrantes que llegan a España, y un 23% ven imposible la convivencia cultural. Sin embargo, son mayoría (60%) los que sienten que no se miden igual los comportamientos de los extranjeros y los nacionales, perjudicando a los migrantes en igualdad de condiciones.

Teniendo en cuenta que el 40% de los encuestados tiene la percepción de que en España la legislación en inmigración es más permisiva que otros países del entorno, según este trabajo, el 45% tiene miedo a que el número de inmigrantes se descontrole. Pero es mayoría, siete de cada 10 españoles, los que creen que es la situación de necesidad la que mueve a los migrantes a salir de su país.

Aún así, cuatro de cada 10 encuestados creen que la migración hace subir la inseguridad y el 33% de quien menos se fía es de los extranjeros jóvenes. Frente a ellos, un 75% se muestra preocupado por el aumento del racismo y la xenofobia en la sociedad.