Disfrutar en verano del paraíso de Formentera con Can Corda Formentera

Remitido

Conseguir alquiler vacacional en Formentera es una alternativa ideal para disfrutar de unas vacaciones relajantes, dejando de lado la rutina durante el verano para conectarse con el mar y la tierra. Uno de los lugares más icónicos de esta isla es Es Cap de Barbaria, situado en el extremo sudoeste, donde se encuentra el complejo de casas de alojamiento Can Corda. Este incluye cinco alojamientos de estilo mediterráneo, con capacidades y características diferentes, completamente equipados e integrados con el entorno para que los visitantes puedan desconectar a pocos kilómetros de Cala Saona, Sant Francesc y del Puerto de La Savina.

Una escapada reconfortante en Formentera

Es Cap de Barbaria se sitúa al sur de las Islas Baleares y constituye uno de los recorridos obligados para quienes visitan Formentera. De hecho, su faro y la Cova Foradada son dos de los lugares más atractivos de la isla. Entre su paisaje árido, su estrecha carretera y el mar de fondo, se encuentra Can Corda, con sus cinco casas vacacionales a las que se puede acceder por un camino asfaltado hasta la finca rodeada de sabinas y pinares.

Las mismas poseen espacios amplios y luminosos, con una decoración en tonos claros, sencilla y acogedora. Asimismo, cuentan con cocinas totalmente equipadas, conexión a internet, salón con televisor de pantalla plana, equipo de música, servicio de limpieza diaria a demanda de sábanas y toallas, además de sistema de seguridad con alarma. Al mismo tiempo, todas las casas individuales disponen de piscina privada y solárium, siendo un espacio ideal para relajarse y descansar en un entorno tranquilo, ya sea en pareja, con familiares o con un grupo de amigos.

Variedad de opciones de alojamiento, en Can Corda

El conjunto de casas de Can Corda se encuentra a pocos kilómetros de la playa de Cala Saona, de la capital de Formentera y del puerto de La Savina, ofreciendo a sus clientes una variada gama de opciones a la hora de elegir su alojamiento. De esta manera, el primero de ellos, conocido como Casita, es una casa de campo recientemente ampliada con 4 dormitorios, 5 baños y capacidad para 8 personas.

Por otra parte, Piedra puede alojar hasta seis personas y se destaca por tener paredes de piedra y vigas de madera, además de una zona ajardinada y porche con barbacoa. A su vez, Romero, Lavanda y Santolina son 3 casas con cuatro dormitorios dobles y capacidad para ocho personas, semiescondidas entre los pinares y con una gran privacidad, a las cuales se accede mediante un sendero asfaltado.

Realizando la reserva por medio de la página web de Can Corda, los usuarios podrán acceder a distintas ofertas y descuentos en las tarifas, seleccionando la casa vacacional y la fecha de estancia que mejor se adapte a sus necesidades para conocer la parte rural de Formentera y disfrutar de unas vacaciones tranquilas.