Detenido en Alicante un radicalizador yihadista

Redacción

La Guardia Civil ha detenido en Alicante a un presunto radicalizador yihadista, de 41 años, que guardaba en su domicilio una importante cantidad de material audiovisual asociado a organizaciones terroristas, sobre todo el Estado Islámico.

Según informó este miércoles el Instituto Armado, el arresto se ha producido en el marco de una operación desarrollada por el Servicio de Información de la Benemérita junto al Centro Nacional Inteligencia bajo la dirección del Juzgado Central de Instrucción número 5 y la Fiscalía de la Audiencia Nacional.

La investigación se inició tras detectarse en la provincia de Alicante a una persona vinculada al ideario yihadista, quien en el pasado habría intentado desplazarse a una zona de conflicto con la intención de combatir integrado en las filas de organizaciones terroristas.

Fruto de la cooperación policial internacional se pudo conocer que habría intentado acceder a Siria o Irak acompañado de otras tres personas, quienes ya habrían exteriorizado actos de violencia, destacando sobremanera uno de ellos, al ser considerado autor de un atentado terrorista en Grozni (Rusia) donde fallecieron 21 personas y otras 16 resultaron heridas.

“MANUALES DE INSTRUCCIONES”

El detenido desarrollaba una actividad propagandística intensa y de gran relevancia en plataformas vinculadas a organizaciones terroristas como el auto denominado Estado Islámico.

De hecho, dada la posición privilegiada alcanzada por éste, se encontraba en plataformas de intercambio de contenidos yihadistas muy restringidas, donde tenía acceso a un material especializado, entre otros, a una enorme cantidad de publicaciones consideradas “manuales de instrucciones” utilizadas para la captación y adoctrinamiento de otros potenciales terroristas.

Durante la investigación se ha podido acreditar que esta persona mantenía estrictas medidas de seguridad que le habían permitido no ser identificado hasta el momento. El detenido utilizaba asimismo aplicaciones para móviles que le permitían dar anonimato a sus llamadas.

Una vez se pudo acreditar la actividad que esa persona estaba desarrollando a través de plataformas mediáticas yihadistas, se llevó a cabo una investigación, que ha contado con la participación de analistas de la agencia Europol, que permitió afianzar un procedimiento en vía judicial.

En el registro del domicilio del arrestado se han intervenido diversos dispositivos electrónicos, que una vez analizados han permitido constatar la tenencia e intercambio de una ingente cantidad de material audiovisual asociado a organizaciones terroristas de corte yihadista, en el que predominaba material editado por agencias oficiales del Estado Islámico.