Consejos para vender una plaza de parking de forma rápida y segura

Remitido

El impacto de la pandemia en el mercado inmobiliario se ha reflejado en la subida de la rentabilidad de las plazas de parking en alquiler. Los precios bajaron porque muchas personas que necesitaban liquidez optaron por vender plaza de garaje.

Además, aumentó la demanda de alquileres porque la vuelta al trabajo supuso que cada vez más gente optase por el transporte privado y así evitar las aglomeraciones en el transporte público.

La empresa ParkingYa!, la cual opera desde 1999 exclusivamente en este mercado, ofrece consejos para aquellos que buscan vender su plaza de aparcamiento.

Concretar el precio de venta correcto

Según los especialistas, conocer el mercado inmobiliario local resulta fundamental para poder ofrecer el precio de venta correcto. Acertar con la cantidad que se va a pedir por la plaza de garaje es importante para atraer a los compradores interesados, ya que pedir un precio excesivo impediría la venta.

Asimismo, para vender una plaza de aparcamiento es importante el cuidado y la presentación del garaje. Los parkings sucios, descuidados y con poca luz se venden a un precio inferior. Es conveniente realizar un esfuerzo para mantenerlos en buen estado porque, de lo contrario, los compradores buscarán pagar menos en un lugar con la pintura descascarada, manchas de aceite en el suelo o sin buena iluminación.

Además, no es aconsejable esconder los posibles defectos estructurales de una plaza de garaje. Si, por ejemplo, hay problemas de humedad y hay obras planificadas, el comprador debe saberlo. En caso contrario, tendrá todas las de ganar si presenta una demanda judicial.

Finalmente, resulta imprescindible tenerlo todo listo para que la venta no sufra retrasos. El contrato y la documentación deben estar preparados de antemano. Cualquier demora puede poner en riesgo la operación.

La importancia de tener cintura para negociar

Uno de los propósitos al poner en venta una plaza de parking es venderla rápido. El retorno a las oficinas provocó que muchos empleados optasen por movilizarse a los centros de las grandes ciudades en su propio vehículo. De modo que si alguien pone en venta una plaza de parking en esa zona, es posible que tenga más compradores. Si la demanda aumenta, también lo hace la competencia en su oferta, de manera que es importante tener cintura para negociar.

En algunas ocasiones habrá que rebajar un poco el precio. Actualmente, con internet, inflar el precio para rebajarlo después es una estrategia que no funciona. Además, tener paciencia ante compradores potenciales, desconfiados o indecisos, es importante.

En definitiva, una buena estrategia para vender una plaza de garaje es recurrir al asesoramiento de expertos como los que trabajan en la firma ParkingYa!, con tal de que sea posible concretar la operación en el menor tiempo posible.