¿Cómo curar costras en el cuero cabelludo? por laboratorios Géomer

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Remitido

Géomer es un laboratorio de cosmética energética natural que fabrica productos cosméticos y para la salud para adultos y niños, entre ellos, tratamientos para curar costras en el cuero cabelludo, eczemas, psoriasis, prurito, queratosis o piojos. Son muchas las personas que padecen enfermedades del cuero cabelludo y que necesitan tratamientos efectivos que les aporten soluciones.

¿Dónde adquirir los mejores productos para sanar las costras del cuero cabelludo?

Laboratorio Géomer es uno de los lugares indicados en España para comprar artículos de salud y cosmética. Están reconocidos a nivel nacional por fabricar excelentes productos naturales para tratar diversas condiciones, especialmente, las costras en el cuero cabelludo. Los tratamientos para curar infecciones corporales, faciales y del cuero cabelludo que fabrica y comercializa este laboratorio están elaborados con ingredientes 100% naturales y garantizan mejoría desde las primeras aplicaciones.

Ofrecen un tratamiento básico para estas irritaciones que se debe aplicar al cuero cabelludo entre 1 y 2 veces por semana. Este consiste en aplicar el Gel Peeling Dermo Purificante sobre las zonas afectadas y dejarlo actuar durante unos 20 minutos. Después de este tiempo, aclarar con agua tibia y si se cree necesario se recomienda lavar el pelo con el champú Própolis líquido o el champú Própolis Sólido para limpiar y sanar el pelo. En caso de fuertes picores, recurrir también al Oligo F4 para aliviar el picor. Este es un tratamiento que se puede hacer desde casa, rellenando el diagnóstico capilar online, Géomer le proporciona una prescripción personalizada.

Causas y soluciones para curar las costras

La aparición de estas costras en el cuero cabelludo puede ser debido a múltiples factores, aunque la mayor parte provienen del mismo origen. Se trata de toxinas que salen de zonas concretas de la piel. En la mayoría de los casos, estas costras se relacionan con un desequilibrio del estómago, el bazo o el páncreas, o la combinación de los 3. Estas toxinas se eliminan de forma natural, pero cuando hay una acumulación, la piel actúa eliminándolas en forma de caspa, generando costras en el cráneo. Además de los órganos, las causas también pueden provenir de factores externos como los cambios estacionales o el consumo de bebidas comerciales que no hidratan suficientemente el cuerpo.