Cierran los colegios electorales tras una jornada atípica con más anécdotas que incidentes

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Redacción

Los colegios electorales han cerrado a las 20 horas de la tarde, aunque algunos han prolongado el horario para que quienes estaban a esa hora en la cola pudieran ejercer su derecho a voto, con lo que se dará inicio al recuento de votos de estas elecciones para la Comunidad de Madrid. Se pone fin así a una atípica jornada electoral, la del 4M, marcada por algunas anécdotas y por ser un día laborable.

Las actuales circunstancias sanitarias ante el Covid-19 y tratarse de un día laborable han dado lugar a situaciones nada habituales en otros comicios como las inmensas colas registradas a las puertas de los colegios electorales al tener que cumplirse con el aforo fijado y el distanciamiento social.

Pese a ser unas elecciones poco normales, la participación a las 19.00 horas se ha situado en el 69,19%, 11,06 puntos más que en los anteriores comicios de 2019.

La votación ha traído algunas anécdotas e incidencias si bien se ha desarrollado con total normalidad. Una de las primeras anécdotas ha sido el de una mujer que ha acudido junto a su marido a votar al colegio Ortega y Gasset de la capital tras romper aguas y antes de ir al hospital. “Hay que ser responsables e ir a votar lo primero de todo”, ha dicho.

En Moratalaz, los vecinos han acudido a votar a la plaza de toros, mientras que en Becerril de la Sierra los habitantes han llegado al polideportivo habilitado para la jornada en el tren turístico del municipios al estar a un kilómetro del centro de la localidad.

Otra de las curiosidades ha sido la protagonizada por el jugador del Real Madrid, Marcelo, quien ha podido finalmente viajar a Londres después de que una mujer se haya prestado como voluntaria para suplirle como vocal de su mesa en las elecciones autonómicas para la Comunidad de Madrid.

Entre las incidencias producidas destaca la protesta de cinco activistas de Femen a las puertas del colegio electoral de la candidata de Vox, Rocío Monasterio. Las mujeres, que iban con el torso desnudo, han sido detenidas e identificadas por la Policía Nacional.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha recibido insultos y abucheos en Pozuelo de Alarcón, donde le han esperado una decena de personas con gritos de “sinvergüenza” y “vete a la mierda”.

Otra de las anomalías han sido la retirada de una treintena de carteles de contenido electoral por su proximidad a los centros de votación.

En Las Rozas, el presidente de una mesa ha acudido con una camiseta en la que se podía leer: “Comunismo y libertad” y se le ha pedido que se la quitara.

En Villanueva del Pardillo, el presidente de otra mesa ha solicitado un equipo de protección EPI, se le ha indicado que no era necesario y se ha solucionado la incidencia. En Alcorcón un anciano de 90 años ha sufrido una caída a las puertas de un colegio electoral y ha sido atendido por la Cruz Roja.