Alertan del peligro del ‘gas de la risa’ tras saltar al vacío dos jóvenes consumidores en Marbella

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Redacción

La Policía Nacional ha alertado del peligro asociado al consumo de óxido de nitrógeno, más conocido como ‘gas de la risa’, tras producirse en Marbella (Málaga), en menos de 24 horas dos accidentes graves entre jóvenes que habrían consumido la sustancia y que han resultado heridos tras supuestamente haber saltado al vacío.

Las alteraciones producidas en el sistema nervioso por el óxido nitroso –sirvan, como ejemplo, los delirios y las alucinaciones que se producen de manera frecuente con su consumo– podrían ser el desencadenante de sendos episodios donde una menor y un joven británico se arrojaron al vacío en la localidad.

En ninguno de los casos se han observado indicios de criminalidad, según la investigación, han informado desde la Comisaría provincial de Málaga a través de un comunicado.

El primero de los hechos tuvo lugar el pasado domingo cuando una menor saltó de un vehículo en marcha para, seguidamente, arrojarse de un puente, ingresando con lesiones graves en un hospital de Marbella. Según las pesquisas, la chica habría estado consumiendo alcohol y ‘gas de la risa’ con unas amigas antes de producirse el incidente.

Apenas unas horas más tarde, la madrugada del lunes, un británico de 31 años se precipitaba al vacío desde una tercera planta en un apartamento de alquilar vacacional en San Pedro Alcántara. Antes de arrojarse por el balcón, estaba de fiesta con unos amigos consumiendo óxido nitroso y alcohol, según la investigación.

Las graves lesiones sufridas con motivo de la caída le llevaron a ingresar en la Unidad de Cuidados Intensivos de un hospital en Málaga capital.

El óxido de nitrógeno es una sustancia incolora con ligero olor dulce que se presenta tanto en forma líquida como en gas comprimido. Legalmente se utiliza en pequeñas cantidades como anestésico para operaciones indoloras por dentistas o también con fines industriales en repostería o estética.

Sin embargo, en los últimos años, se ha puesto de moda el consumo del ‘gas de la risa’ entre los jóvenes en fiestas, al ser relativamente barato –entre tres y cinco euros la dosis–. Al aspirar el gas, habitualmente a través de globos de colores, el consumidor obtiene unas sensaciones de embriaguez, alegría o aturdimiento.

Desde la Policía Nacional han indicado que el uso del óxido nitroso para estas finalidades “puede producir lesiones y alteraciones en el sistema nervioso, como delirios, así como de las células sanguíneas y pulmonares”. Estos efectos nocivos para la salud pueden verse incrementados si las personas lo combinan con alcohol.