A partir de 2021 todos los vehículos deberán disponer de una luz de emergencia en carretera, que sustituirá a los triángulos

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Wenceslao Pérez Gómez

En el primer trimestre del 2021 todos los vehículos de España deberán estar equipados con una luz V-16, la señal luminosa que finalmente sustituirá a los triángulos de emergencia. Tras más de un año de espera, el Ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, se ha comprometido en aprobar el Real Decreto de Auxilio en Carretera que contempla, entre otras cosas, la obligatoriedad de disponer de estas balizas, dispositivos que, en caso de un incidente en carretera, permitirán al conductor hacerse visible, sin tener que abandonar el habitáculo del vehículo, ni correr riesgos innecesarios.

 Una luz que reduce el riesgo de atropellos

 Con la obligatoriedad del uso de las luces V-16, las autoridades buscan reducir la cifra de atropellos en carretera que, de acuerdo con datos de la Dirección General de Tráfico, han aumentado en lo que va del 2020 en comparación con el 2019, pese a la reducción de la movilidad como consecuencia de la situación sanitaria vivida en los últimos meses.

A partir del próximo año, al momento de parada de un vehículo en la carretera por avería o accidente, el conductor ya no tendrá que bajarse del vehículo a colocar el triángulo de emergencia, simplemente necesitará colocar la baliza luminosa en el techo o en la parte de afuera del coche e inmediatamente se hará visible para el resto de los vehículos.

Aunque estas luces de emergencia, como los dispositivos Help Flash, llevan años disponibles en el mercado español, este anuncio por parte de las autoridades ha disparado el interés hacia ellos.

 Un accesorio que se adapta a todo tipo de vehículo

La luminosidad tiene un papel determinante en la seguridad vial. De acuerdo con cifras oficiales, el 70% de los accidentes de tráfico ocurren en el crepúsculo o durante la noche y el 90% de ellos se registran en carreteras sin suficiente iluminación, datos que evidencian la importancia de este reglamento que pronto se convertirá en una realidad.

Estas son las ventajas de disponer de una luz V-16 como las que Help Flash ofrece:

 

Activación magnética automática: su uso es muy sencillo pues basta con adherirlo a la superficie metálica del vehículo para que empiece a emitir una señal destellante color amarillo. Esta funcionalidad está patentada y únicamente disponible en los dispositivos de esta marca.

Máxima visibilidad: su reflector parabólico con tecnología led, permite que el coche o la moto sea visible en todas direcciones y a 1 km de distancia aún en condiciones de baja luminosidad.

Ligero, compacto y fácil de guardar: se trata de un dispositivo pequeño y manejable, lo que lo hace perfecto para todo tipo de vehículos, incluidas las motocicletas.

Funciona también como linterna: se puede adherir a una parte metálica del vehículo o apoyarlo en una superficie plana para realizar cualquier tarea con las manos libres.

Autónomo y sin cables: dado que cerca del 40% de las averías en carretera son eléctricas; se hace imposible el uso de las luces de emergencia y dispositivos cableados. Estas luces de emergencia funcionan con una pila alcalina comercial no recargable de 9V tipo 6LR61, que le proporciona 2,5 horas de autonomía en modo emergencia y 5 horas como linterna. Además, este tipo de pilas que no sufren sulfatación, permiten guardar el dispositivo hasta 4 años conservando más de un 80% de su capacidad.

Funciona en todo tipo de condiciones meteorológicas: lluvia, nieve, viento o niebla.